Call of Duty Modern Warfare 2

Call of Duty: Modern Warfare 2

IDIOMA Español

PEGI 18

CONTENIDOS Violencia, lenguaje soez

PRECIO69,95

GÉNEROS JUEGOS

PLATAFORMAS, ,

DESARROLLADORAS

DISTRIBUIDORAS

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

“Aprender a usar las herramientas de la guerra moderna es la diferencia entre la prosperidad del pueblo y su total destrucción”. Así arranca uno de los títulos más esperados del año. Todas las miradas estaban puestas en el estudio de desarrollo Infinity Ward, y el reto no era pequeño. Sin embargo, la espera ha merecido la pena. La guerra en nuestras pantallas, y de qué manera.

Nuestra misión será la de luchar contra el despotismo y la brutalidad de un personaje llamado Vladímir Makarov. Para ello tendremos que cumplir varias misiones en distintos lugares en un “modo campaña”. Serán de la más diversa índole: desde destruir una base enemiga hasta conducir motos de nieve a la vez que disparamos a nuestros enemigos.

Antes de comenzar las misiones, recibimos dos advertencias: podemos desactivar el contenido más “duro” y además saltarnos una polémica misión que tendrá lugar en un aeropuerto ruso. Nuestra es la decisión, y aquí se hace necesario advertir que, efectivamente, la advertencia no miente: aquellos con estómago y nervios resistentes los van a ver puestos a prueba ante la dura apuesta de Infinity Ward. Levanta polémica, sin duda, y muchos han considerado esa misión innecesaria, pero lo cierto es que siempre se puede elegir no llevarla cabo sin penalización alguna en el juego.

Dejando de lado polémicas, el título entra por los ojos y oídos: no es lo más puntero de esta generación, pero los gráficos, el sonido y el doblaje consiguen meternos de lleno en el juego. El control responde a la perfección y la limitada duración del citado modo campaña se ve contrarrestado por los otros modos de juego: “operaciones especiales” para cumplir misiones y ganar estrellas, o el famoso “multijugador” que nos permitirá jugar contra un compañero a pantalla dividida o en red contra varios usuarios, alargado así la vida del juego.

Es cierto que en ningún caso es un título hecho para toda la familia, y también que hasta los mayores de edad pueden llegar a sorprenderse con la dureza del contenido si lo exprimen al máximo; pero no nos podemos llamar a engaño: la clasificación PEGI por edades en la carátula y las advertencias nada más introducir el disco cumplen su misión, y el hecho de que la posibilidad de censurar no afecte a los resultados dice mucho de la responsabilidad con que lo han planificado.

Infinity Ward ha logrado superarse con un juego inmersivo, lleno de acción, adrenalina y con cientos de horas de juego si sabemos aprovecharlas. Duro y en ocasiones extremo (si nosotros lo permitimos), está llamado a convertirse en un clásico de la nueva generación, siempre que se le perdonen sus excesos.