Maquetación 1

Vida de familia

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALFamily Life

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2015)

Nº PÁGINAS200 págs.

PRECIO PAPEL16,90 €

PRECIO DIGITAL10,99 €

TRADUCCIÓN

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una versión de esta reseña se publicó en el servicio impreso 39/15

Al igual que el joven Ajay Mishra, narrador y protagonista de esta novela, su autor, Akhil Sharma (Delhi, 1971), emigró a Estados Unidos en 1979 cuando tenía ocho años. Como Ajay, también nació en Delhi, vivió en Nueva York y estudió en Princeton.

Las primeras páginas del libro resumen brevemente la vida de Ajay en Delhi con sus padres y su hermano mayor Birju. Pensando en lo mejor para su familia, su padre se fue a trabajar en 1978 a Estados Unidos; en 1979, viajó hacia Nueva York toda la familia. Se instalaron en Queens, donde comparan constantemente dos modos de vida muy distintos.

Pero no queda más remedio que adaptarse a la nueva situación y todo el mundo hace lo que puede por aclimatarse cuanto antes en el trabajo y en los colegios. Birju, de catorce años, es un excelente estudiante. Pero durante unos días de vacaciones, tiene un accidente en una piscina y sufre una importante lesión cerebral.

Ajay es el narrador y va contando lo que ve a su alrededor desde su perspectiva infantil y luego juvenil, cuatro años menor que Birju. Los padres luchan lo indecible por atender a Birju, aunque pronto empiezan los problemas y discusiones. La madre sobrelleva esta situación con entereza, entregada completamente a los cuidados de su hijo. Ajay, sin embargo, se queda un poco fuera de juego, pues es demasiado niño para asimilar una situación que exige de él pasar a un segundo plano y madurar antes de tiempo. Es un lector empedernido (“yo siempre estaba enfrascado en un libro, ya estuviera leyéndolo o imaginándome que era un personaje”), además de buen estudiante. Sus excelentes notas le ayudarán a abrirse camino, aunque su vida familiar se resentirá

El entusiasmo con el que la familia se traslada a Estados Unidos no dura mucho tiempo, aunque nunca se plantean volver a la India. Se relacionan con la pequeña comunidad hindú y a la vez están abiertos a la cultura norteamericana. Mantienen las costumbres y tradiciones que pueden y recurren asiduamente a las prácticas religiosas para reforzar su identidad.

Lo mejor de la novela es la mirada libre, ingenua, acomodaticia y a ratos exótica de Ajay, que describe con realismo la dolorosa adaptación a una nueva realidad y, después del accidente de Birju, a unas nuevas circunstancias que acaban determinando su vida y la de sus padres. El argumento es sencillo y el tono de la narración es positivo, a pesar de las adversidades.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares