Un pequeño inconveniente

Alfaguara. Madrid (2007). 486 págs. Traducción: Patricia Antón.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El escritor inglés Mark Haddon (1962) se hizo famoso en 2003 por El curioso incidente del perro a medianoche, libro que ha sido traducido a más de cuarenta idiomas. Un pequeño inconveniente se centra en la vida de un jubilado inglés, George, que ve cómo empieza a perder el juicio. A la vez, la trama describe la vida del resto de los miembros de una familia que, según el autor, pretende ser representativa de la sociedad actual. Por un lado está Jean, su mujer, que ha sucumbido a una tardía aventura amorosa; por otro, Katie, la hija, divorciada y con un hijo. Y está también Jamie, el hijo, homosexual.

Si la novela se hubiese centrado exclusivamente en los problemas de George y su progresivo deterioro psicológico, hubiese resultado mucho más interesante. El principal defecto es que Haddon ha cargado la mano en las historias familiares, condensando en una única familia muchas de las nuevas situaciones que se producen hoy día y que el autor, con una más que subliminal moraleja, quiere mostrar a los lectores como la cosa más normal del mundo. En este sentido, el personaje de Jamie es el más polémico, pues el autor, en pasajes perfectamente prescindibles, no ahorra descripciones sobre su vida sexual y sus fantasías eróticas.

Resulta muy interesante el personaje de George. Ya jubilado, empieza a notar un vacío en su vida y en su relación con su mujer, sus hijos y todo lo que le rodea. Además, le asalta un irracional miedo ante la muerte, que le provoca una obsesión con su cuerpo y con las enfermedades. También resultan divertidas algunas escenas familiares y los problemas que surgen con los preparativos de la nueva boda de Katie. Pero en otras muchas escenas la novela adolece de un costumbrismo ramplón y, encima, políticamente correcto.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares