9788416638765_L38_04_x

Un hombre muerto

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALA Man Lay Dead

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2016)

Nº PÁGINAS178 págs.

PRECIO PAPEL16,99 €

PRECIO DIGITAL7,99 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un hombre muerto (1934) está considerada un clásico de la novela de intriga inglesa. Su autora, Edith Ngaio Mrash, perteneció al grupo de las llamadas “Reinas del crimen”, del que también formaban parte autoras de la categoría de Agatha Christie, Dorothy L. Sayers o Margery Allinghan.

En Frantock, una casa de campo, sir Hubert Handesley ha convocado a un reducido grupo de amigos a pasar el fin de semana. Todos son asiduos invitados a estas reuniones, excepto Nigel, primo de uno de los asistentes. Como de costumbre, el anfitrión les propone un pasatiempo: en esta ocasión, el conocido juego del asesino, en el que uno de ellos, desconocido por los demás, asumirá ese papel y elegirá una víctima; los demás deberán descubrirlo. Pero el juego se convierte en real, pues aparece asesinado uno de los asistentes.

Después entra en escena el inspector de Scotland Yard Roderick Alleyn. Lógicamente, conseguirá desentrañar el misterio, con todos los efectos dramáticos que suelen emplear estas novelas clásicas: todo se desvelará en una reunión final en la que el asesino será desenmascarado.

La descripción de los lugares de la mansión, las rígidas costumbres de la etiqueta inglesa, la corrección y educación con que todos se tratan y el certero retrato de cada uno de los personajes son buenos valores literarios de la novela.

Quizá, ahora que estamos acostumbrados a unas novelas policiacas muy sociológicas, por influencia de los autores nórdicos, esta nos parezca algo ingenua. Sin embargo, por su técnica y su calidad literaria, estamos ante una espléndida obra, escrita –eso sí– con ingredientes distintos de los que se emplean últimamente.