Un destripador de antaño y otros cuentos

Emilia Pardo Bazán

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Alianza. Madrid (2003). 200 págs. 5,50 €.

Intelectual destacada, ensayista controvertida, feminista adelantada y juiciosa, Emilia Pardo Bazán (1851-1921) tuvo mucho que decir en el desarrollo de las dos corrientes literarias imperantes por entonces en Europa: realismo y naturalismo. La escritora gallega logró una peculiar simbiosis en su obra: se sirvió de los hallazgos expresivos del naturalismo pero prefirió la amplitud temática del realismo. Sus novelas y relatos suscitaron en su tiempo ásperas críticas por abordar situaciones crudas con un lenguaje que entonces llamaba la atención. Pero con el paso del tiempo se ha llegado a un general acuerdo sobre su fecunda capacidad de fabulación y su rica expresividad, no exenta de lirismo.

Los argumentos seleccionados por el antólogo José Luis López Muñoz cubren un espectro tan amplio como característico: la sordidez y el primitivismo del mundo rural, la brutal instrumentalización de las relaciones familiares, la barbarie de los celos, la fugacidad de los sentimientos. La prosa de la Pardo Bazán parece haber mejorado con el tiempo: la admirable fluidez de su pluma castiza se enriquece tanto por la desconcertante vastedad de su léxico como por la sutileza del análisis psicológico y el apunte impresionista, poético. Todo ello puesto al servicio de relatos de poco más de cinco páginas la mayoría de las veces, pero cuya intensidad causa la impresión de mayor longitud. Quizá en sus peores momentos acuse cierta ingenuidad al implicarse emocionalmente en la peripecia de sus personajes, así como cierta falta de verosimilitud en lo costumbrista; en sus momentos mejores, los textos de la gallega nos parecen sin miedo equiparables a las pequeñas obras maestras de Chéjov.

Jorge Bustos Táuler