Tres actos y dos partes

Anagrama.
Barcelona (2014).
145 págs. 14,90 €.
Traducción: Juan Manuel Salmerón Arjona.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Novela corta que tiene como protagonista a Silvano Masoero, un viudo de sesenta años, utillero de un equipo de fútbol de segunda división que está a punto de subir a primera, en una ciudad provinciana de la Italia actual.

Masoero es un expúgil que ha estado en la cárcel por amañar combates para ganar dinero de apuestas, y es consciente de sus errores y de lo feliz que vivía con su mujer, a quien sigue recordando y queriendo. Dice no creer en Dios, pero sí en ella, a la que reza para que las cosas le salgan bien. A la vez es irónico y un poco cínico; con buenos sentimientos y mejores esperanzas; tiene humor y ternura. Es un personaje encantador, y real.

Con este bagaje personal a sus espaldas tiene que enfrentarse a un problema que le toca muy de cerca, pues su hijo, el mejor jugador del equipo, está implicado en una trama de apuestas que ponen en tensión el final de la liga, en la que está en juego la promoción a primera división. Hay también una historia romántica paralela que revuelve los sentimientos, emociones y ternuras de su vida. La novela está escrita con un lenguaje directo, emotivo, real, con una clara tensión en la acción y en el recorrido literario.

Giorgio Faletti (Asti, 1950) es un polifacético artista y escritor italiano que ha publicado hasta la fecha cuatro novelas. Con una de ellas, Io uccido (2002), una narración de corte policiaco, consiguió un notable éxito.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares