Traición

Montena. Barcelona (2008). 436 págs. 15 €. Traducción: Nieves Nueno Cobas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Si todos fueran perfectos físicamente no habría discriminaciones por la belleza, ni se juzgaría a los demás por el color de la piel u otras apariencias, las jóvenes no enfermarían de anorexia y se implantaría un clima de felicidad apoyado en el culto al cuerpo y a la salud. Esto es lo que ocurre en el escenario futuro inventado por Westerfeld: a los dieciséis años tiene lugar la operación. La parte que no se les cuenta a los imperfectos es que, de camino, se manipula sus cerebros, en principio para convertirles en imbéciles felices y superficiales que nunca tienen conflictos ni exigen cambios. Se eliminan las guerras, aunque de paso también muchas otras cosas.

David y sus padres han creado Humo, una colonia de imperfectos que han escapado a la tiranía de la belleza y que intuyen qué hay detrás de todo el montaje. No tienen intenciones de quedarse con los brazos cruzados. Tally, a punto de ser operada, huye a Humo, para quedarse, o para destruirlos.

Traición (Feos, según el título original) es la primera parte de una trilogía que está arrasando en Estados Unidos. Como Huxley y Orwell, o Matrix más recientemente, describe una nueva utopía de control de seres humanos, en clave juvenil y de libro de aventuras. El autor ha ideado un universo coherente con gran imaginación y ha dotado su ambiente de los suficientes detalles técnicos, médicos y científicos, para hacerlo verosímil. Se trata de una historia entretenida, ágil y sencilla de leer. Una obra sin pretensiones de estilo donde las palabras se limitan a describir acciones y diálogos sin sugerir ningún efecto connotativo.

De fondo, la obra plantea una acertada crítica a una falsa felicidad materialista asociada a la perfección física, la risa y la ausencia de dolor. Por contra, exalta los valores de la belleza interior que proporcionan las virtudes, así como del amor y de la amistad, que llevan al sacrificio y a la generosidad. La operación elimina lo que hace diferente a cada persona y les condena un uniforme aunque ruidoso aburrimiento.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares