Todo fluye

Círculo de Lectores-Galaxia Gutemberg. Barcelona (2008). 288 págs. 20 . Traducción: Marta Rebón.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Vasili Grossman (1905-1964) cayó en desgracia durante el régimen soviético cuando intentó publicar Vida y destino, novela que le haría célebre tras su edición en Francia en los años ochenta.

Ahora se publica en España su última novela, que Grossman terminó de escribir poco tiempo antes de su fallecimiento. Todo fluye relata la vuelta a casa de Iván Grigórievich después de treinta años preso en campos penitenciarios del régimen de Stalin, que acaba de morir en 1953. El reencuentro con su primo Nikolái, que tuvo que mentir sobre él para mantener su estatus de científico bien considerado por el partido, es la primera etapa de un breve transcurso de tiempo en el que va reintegrándose a la vida de Moscú y de San Petersburgo, ciudad a la acude para ver a la mujer que amaba antes de ser detenido.

Su vuelta a la vida cotidiana en un país en el que se ha arrasado la libertad de toda una generación, la evocación de los sufrimientos propios y ajenos en los campos de prisioneros políticos y el desolador panorama de una sociedad calcinada por el pánico de un régimen perseguidor, es el tono y el tema de la historia. Se trata, pues, de una narración bien hecha, interesante, pero que adolece de escasez de trama y de tensión. Grossman dibuja sobre todo un mensaje sobre la destrucción social a que conduce el totalitarismo y la herida en el alma de las personas que lo han sufrido.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares