Sugerencias de literatura infantil y juvenil (Verano 2009)

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

 


ÁLBUMES ILUSTRADOS PARA PEQUEÑOS

Mercer Mayer. Un niño, un perro y una rana (A Boy, a Dog, and a Frog, 1967). Madrid: Los Cuatro Azules, 2008; 32 págs. ISBN 13: 978-84-936292-3-6.

Álbum sin palabras. Un niño y su perro salen de casa y van al río, llevando un cubo y un cazamariposas. Hacen infructuosos intentos de capturar una rana que ven primero en medio del río y luego encima de una rama o una raíz, hasta que se cansan y se vuelven a casa. Pero la rana no se queda tranquila.

Primer libro que publicó el autor. Está compuesto con una secuencia de dibujos a carboncillo. Las imágenes transmiten bien las emociones de los protagonistas y proporcionan numerosos detalles en los que fijarse. La gracia del relato, aparte de la simpatía de los dibujos, está en la misma historia y, sobre todo, en un sorprendente giro que la reaviva.

Paul Rand. Sé muchas cosas (I know a lot of things, 1956). Texto de Anne Rand, Cádiz: Bárbara Fiore, 2009; 30 págs. Traducción de Albert Vitó y Carles Andreu. ISBN: 978-84-936185-7-5.

Con ingenio gráfico y textos sonoros, se habla de algunos conocimientos y descubrimientos básicos: el comportamiento de algunos animales, juegos de niño, cómo están hechas algunas cosas, etc.

En 1956, cuando su hija tenía tres años, Paul y Ann Rand publicaron este libro y, con él, irrumpieron en el mundo de los álbumes para niños los símbolos y recursos gráficos propios de la publicidad. Aunque tiene figuras que pueden resultar poco reconocibles para un niño, además de la discontinuidad de un texto coloquial y rítmico pero un tanto caótico, es un libro excelente por el cuidado en todos los detalles de su confección, y porque desborda talento y simpatía.

Leo Lionni. La casa más grande del mundo (The Biggest House in the World, 1968). Sevilla: Kalandraka, 2008; 32 págs. col. Libros para soñar; Traducción de Xosé Manuel González Barreiro. ISBN: 978-84-96388-92-5.

En una familia de caracoles, uno de los pequeños dice a su padre que, cuando sea mayor, quiere tener la casa más grande del mundo. Sabiamente, su padre le hace notar los inconvenientes contándole una historia de otro pequeño caracol que consiguió ese deseo y su casa llegó a ser tan grande como un melón…

Álbum de los años sesenta en el que Lionni, con su modo habitual de componer ilustraciones con recortes y collages, presenta una nueva fábula que da una lección de prudencia en los deseos y muestra bien que «las cosas grandes no siempre son mejores».


ÁLBUMES ILUSTRADOS PARA PRIMEROS LECTORES

 

Steve Jenkins. Perros y gatos (Dogs and Cats, 2007). Barcelona: Juventud, 2008; 20 págs. Traducción de Raquel Solà. ISBN: 978-84-261-3669-5.

Álbum de conocimientos donde se presentan distintas clases de perros y de gatos con datos y respuestas para satisfacer algunas curiosidades. Si se comienza por un lado, el álbum habla de perros, y, si se comienza por el otro, habla de gatos; en las páginas de perros hay siluetas de gatos y alguna mención a ellos, y al revés; en el medio hay una ilustración de transición. Las figuras, recortadas contra el fondo blanco, están confeccionadas con colages de papeles recortados y rasgados, papeles hechos a mano y procedentes de distintos países según cuenta el autor. Las dobles páginas están equilibradamente compuestas y es magnífica la forma en que se dan diferentes sensaciones de relieve y de texturas.

Elena Odriozola. La historia de Noé (The Story of Noah, 2006). Texto de Stephanie Rosenheim. Madrid: Los Cuatro Azules, 2008; 24 págs. Traducción de Martha López Revelles. ISBN 13: 978-84-936292-3-6.

Narración de la historia de Noé: cuando los hombres se comportan cruelmente Dios pide a Noé que construya su arca y luego envía el diluvio.

Ilustraciones elegantes que usan con generosidad el espacio en blanco y, cuando es necesario, juegan acertadamente con las texturas de distintos materiales para los fondos. Están bien compuestas tanto cada ilustración como la disposición de textos e imágenes en las dobles páginas. Las figuras, un tanto modiglianescas, son apropiadas a la estilización que requiere la historia tal como está contada. El relato adapta y simplifica la historia en la que se basa pero no la modifica ni busca darle un sentido diferente al que tiene dentro de la Biblia.

Nathalie Choux, Mandana Sadat, Rémi Saillard. El gran libro de los regalos: los regalos que más te harán soñar son los que no existen (L’incroyable catalogue de Noël, 2007). Madrid: SM, 2008; 90 págs. Traducción de Teresa Tellechea. ISBN: 978-84-675-2909-8.

Álbum que cumple sus funciones de atraer, entretener y avivar la imaginación. Tres ilustradoras han combinado en él su imaginación y su talento para presentar distintas posibilidades que, a pesar de la sugerencia visual de la cubierta, no hay por qué limitar a una época como la navideña. En la izquierda va un texto breve y en la derecha la imagen que lo ilustra. Por ejemplo: una barra de bomberos para bajar en un segundo de tu cuarto al salón, una sortija que cambia de color cuando va a cambiar el tiempo, un pasadizo secreto que se adapta a cualquier pared, un equipo de duendes cocineros para preparar la cena, una poción que da a todos los platos el sabor que tú elijas, una mesilla de noche come-monstruos, un balón de fútbol que no rompe nada, etc.

Gianluca Foli. El oso con la espada (L’orso con la spada, 2008). Texto de Davide Cali. Barbara Fiore, 2009; 28 págs. Traducción de Jordi Ainaud i Escudero. ISBN: 978-84-936185-8-2.

El oso protagonista tiene una espada con la que lo rompe todo y, cuando el agua inunda el fortín en el que vive, decide hacérselo pagar a los responsables: los vigilantes de la presa le dicen que la culpa fue del babirusa, y éste que fue del zorro, y el zorro que fueron los pájaros, etc.

Relato de los que avanza en una dirección hasta que, a la mitad, retrocede y desanda los pasos anteriores. Las ilustraciones, sobre fondo blanco, tienen calidad y claridad:son sobrias en los colores —casi únicamente se ven el marrón del oso y el azul del agua—, muestran el dinamismo destructivo propio de las acciones violentas con objetos cortados y difuminados, están bien compuestas sobre la doble página.

Hay una buena intención de señalar, por un lado, que la violencia es destructiva y que si uno es violento acaba siendo él mismo el perjudicado, y, por otro, que puede haber un camino de regreso… Sin embargo, argumentalmente, el final resulta fácil y blando: se podría decir que si la idea de fondo de la historia es para lectores ya un poco mayorcitos, el final también debería serlo. En cualquier caso, buen álbum.


ÁLBUMES ILUSTRADOS PARA NIÑOS Y JÓVENES

Mohieddin Ellabbad. La libreta del dibujante (1999). Salamanca: Lóguez, 2008; 33 págs. edición bilingüe; Traducción de Laura Serrano. ISBN 978-84-96646-29-2.

Állbum de un conocido ilustrador egipcio. No es una historia sino una sucesión de recuerdos, impresiones, minirelatos, comentarios del autor en relación a su trabajo y a su herencia cultural. Son simpáticos y algunos tienen aires nostálgicos. En cada página va una ilustración —dibujos o colages con postales y fotos, que incluyen el texto árabe caligrafiado, de acuerdo con las tradiciones pictóricas árabes—, y en los márgenes figura el texto castellano. El interés del libro está en lo que tiene de apertura a otros enfoques vitales y en la posibilidad de conocer a un artista importante de un mundo tan distinto, aunque sus ilustraciones sean, para otros gustos, un poco batiburrillo. También es un libro útil para mostrar cuánto hay de convención en nuestro modo de leer las imágenes: el libro se lee de derecha a izquierda y los personajes se mueven en las páginas en sentido inverso a lo acostumbrado en las ilustraciones occidentales.

Elena Odriozola. El hilo de Ariadna (2009). Texto de Javier Sobrino. Barcelona: Thule, 2009; 28 págs. ISBN: 978-84-92595-02-0.

Álbum que, por su concepción gráfica minimalista —un estilo que parece sencillo pero que es el más sofisticado—, y por su texto poético acerca del dolor interior de una niña —es decir, un relato que no es tanto para niños sino sobre niños—, apela más bien a un lector adulto.

Su argumento es que Ariadna sale de casa enfadada y, con el ovillo que lleva en el bolsillo, juega o se imagina distintas cosas: que se columpia de un árbol, que construye un puente, que hace de equilibrista, que juega a la comba con sus amigas… Se ve que trata de retrasar el momento de volver a casa.

Destaca la elegancia de la composición. Los elementos con los que se cuenta son los justos: la figura de la protagonista y las formas que adopta el hilo según sus evasiones mentales para olvidar lo que le duele. La continuidad gráfica de la historia se asegura porque el hilo sale y entra de las páginas siempre por el sitio apropiado.

Kaatje Vermeire. La señora y el niño (De vrouw en het jongetje, 2007). Texto de Geert De Kockere. Cádiz: Barbara Fiore, 2008; 32 págs. Traducción de Carles Andreu y Albert Vitó. ISBN: 978-84-936778-0-0.

Álbum que habla de una relación de amistad entre un niño y una señora mayor, y cuya concepción, del texto y de las imágenes, por separado y conjuntamente, puede responder más al gusto de un lector mayor que de un lector pequeño.

Las ilustraciones sugieren un ambiente de barrio deteriorado; su composición, con diferentes texturas y elementos entremezclados, habla de un mundo recompuesto a base de retazos. El texto indica cómo el niño siente, al mismo tiempo, temor y curiosidad acerca de una enorme mujer de la que, al principio, piensa que debe comer niños; todo lo que ve de su comportamiento le intriga y, poco a poco, las cosas cambian.

Mientras las ilustraciones subrayan el misterio y la inquietud que le causa la señora cuando pasea o cuando la ve en su balcón, el texto presenta las cosas en tercera persona pero desde la perspectiva del niño.

Chen Jian Hong. Mao y yo: el pequeño guardia rojo (Mao et moi, 2008). Barcelona: Corimbo, 2008; 77 págs. Traducción de Ana Coll-Vinent. ISBN: 978-84-8470-307-5.

Narración autobiográfica que comienza en 1966. La familia del autor está formada por sus padres, sus abuelos, dos hermanas mayores y él. Sus vidas cambian cuando llega la revolución cultural, a su padre lo deportan para ser reeducado, y a él le inculcan la obediencia y el culto a Mao. Un momento crítico se produce cuando muere su abuelo. La historia termina cuando el narrador, ya joven, entra en Pekín para estudiar Bellas Artes.

Relato sereno contado con dibujos en tinta china sobre papel de arroz, llenos de colorido, de movimiento cuando hace falta, y de información de multitud de detalles ambientales. El autor muestra las emociones de los protagonistas y deja que sea el lector quien las valore. A sí mismo se presenta como un chico que no comprende las cosas y que sigue con igual fervor que sus compañeros las consignas que les marcan. A sus padres y abuelos los vemos como personas cariñosas con los hijos, pacientes para soportar los abusos que sufren y silenciosas para evitar males mayores. El autor dispone las ilustraciones de modos diferentes para desglosar cada escena y, a veces, muestra secuencias de algún detalle significativo con recursos propios del cómic.

Serge Bloch. El enemigo (L’Enemi, 2007). Texto de Davide Cali.Madrid: SM, 2008; 60 págs. Traducción de Isabelle Marc Martínez. ISBN: 978-84-675-3155-8.

Una guerra como la primera guerra mundial. Un soldado está en una trinchera en una página, y otro soldado igual está en la trinchera de enfrente en la página opuesta. La historia cuenta los pensamientos y las acciones de cada uno mientras el tiempo pasa.

El ilustrador recurre a dibujos económicos con sutiles retoques, y a presentar momentos de la historia con fotografías, como una forma de dar profundidad a una imagen o de cambiar el acento del relato. Son muchos los detalles que revelan el gran nivel de la realización gráfica. Entre otros, una diferencia sutil entre las guardas del comienzo y las del final y una cinematográfica presentación de diez páginas antes de las páginas de arranque del álbum.


NARRATIVA PARA NIÑOS

Eoin Colfer.

La bibliotecaria monstruosa(The Legend of Spud Murphy, 2005)

El tesoro del pirata Crow (Legend of Captain Crow’s Teeth, 2006)

Max Malabar: trastadas y desastres (Legend of the Worst Boy in the World, 2007)

Barcelona: Montena, 2008; 97, 99, 98 págs. col. Max Malabar; ilust. de Tony Ross; Traducción de Teresa Camprodón. ISBN: 978-84-8441-433-9, 978-84-8441-434-6, 978-84-8441-435-3.

Max, el segundo de cinco hermanos, cuenta sus aventuras, centradas sobre todo en que su hermano mayor, Marty, le intenta gastar bromas pesadas: en el primer libro ambos van a una biblioteca y, a pesar de que la bibliotecaria parece un poco sádica y Marty intenta usar a Max para tomarle el pelo, se acaban aficionando a la lectura; en el segundo, los dos van a una fiesta y, al regreso, Marty quiere gastarle una broma terrorífica a Max; en el tercero, Marty intercambia relatos con su abuelo a ver a cuál de los dos le ha pasado lo peor en la vida.

La narración en primera persona va muy por encima de la edad del protagonista; al autor no le importa, claro está, pero lo sabe y hay momentos en los que frena y se disculpa: «claro que, a los dos años, no sabía palabras como “revolotear” ni “nubes de polvo”. Probablemente pensaba cosas como: Max cansado. Max quiere mamá». Su principal virtud es la chispa: se usan expresiones coloquiales y gráficas y se consigue presentar al protagonista como un buen chico inocente y desamparado frente a la mala idea de sus hermanos de modo que, al final, el lector quede satisfecho con su amable revancha; además, algunas situaciones con verdadera tensión, por ejemplo el episodio central del tercer libro de Max, dan idea de las posibilidades serias del autor.

Belén Gopegui. El balonazo (2008). Madrid: SM, 2008; 185 págs. col. El barco de vapor, serie naranja. ISBN: 978-84-675-3003-2.

Relato en la tradición de los libros infantiles donde un grupo de chicos se unen para conseguir algo aparentemente imposible.

Su protagonista es Daniel, un chico de unos diez años que se hace amigo de Maxama, un inmigrante senegalés que vende discos en la calle. Daniel le hace algunos favores y Maxama le da consejos para que juegue mejor al fútbol. Cuando detienen a Maxama, Daniel y sus amigos de clase intervienen.

El relato se presenta en tercera persona, desde dentro de Daniel, un protagonista reflexivo y sereno, tal vez demasiado, pero natural. El principal interés del narrador es hacer consideraciones de interés para comprender mejor el mundo: que en la vida real no siempre ganan los buenos, que no hay segunda parte para intentar arreglar las cosas, etc. Esto funciona porque Daniel tiene unos padres sensatos y razonadores, una profesora prudente, y unos amigos que son buenos y pacíficos como él.

Avi. Sin principio ni fin: las aventuras de un pequeño caracol (y una hormiga aún más pequeña) (The End of the Beginning: Being the Adventures of a Small Snail (and an Even Smaller Ant), 2004). Barcelona: Ediciones B, 2009; 144 págs. col. La escritura desatada; ilust. de Tricia Tusa; Traducción de Marc Barrobés. ISBN: 978-84-666-4024-4.

Un caracol llamado Carlos desea correr aventuras y sale a buscarlas con la hormiga Eduardo. En su camino encuentran otros animales: una salamandra, un ratón (al que toman por un dragón disfrazado), otro caracol, una oruga, un grillo, un gusano, un tritón…

Especie de larga fábula, con un humor aparentemente ingenuo y abundantes juegos de palabras, algunos basados en los significados de «fin» y «principio» y otros que tienen algo de acertijos lógicos. En distintos pasajes resuenan escenas de historias conocidas e incluso la idea de plantear el regreso a casa como una gran aventura está también en libros infantiles muy conocidos. No faltan tampoco alusiones con aires más intelectuales: Eduardo explica que «Perderse es muy fácil; eso pasa a cada momento. Lo más difícil de todo es encontrarse». Las ilustraciones, a lápiz, acompañan bien la historia.

Luis Ramoneda. El comisario Cattus y la guerra en las tierras altas (2009). Madrid: Palabra, 2009; 127 págs. ilust. de Raúl Ostos. ISBN: 978-84-9840-242-1.

Tercer libro del protagonista, con dos relatos. En el que da el título al libro, Cattus organiza a los habitantes de la tierras altas para que se defiendan de un intento de invasión del ejército de Tyrannus. En el segundo, Cattus y los ladrones de joyas, Cattus y sus ayudantes descubren a los componentes de una banda de ladrones.

Relatos amables que se diferencian de otros relatos infantiles en que están bien escritos y usan un vocabulario rico. El hecho de que los protagonistas sean animales muy diferentes comportándose todos como si fueran seres humanos hace pensar en una película de dibujos animados, pero la ausencia de animales humorísticos a lo Disney sitúa las historias en otra tradición: la referencia que se hace a uno de los hijos de Cattus leyendo Babar no es casual.

Kate DiCamillo. El prodigioso viaje de Edward Tulane (The Miraculous Journey of Edward Tulane, 2006). Barcelona: Noguer, 2007; 190 págs. ilust. de Bagram Ibatoulline; Traducción de Alberto Jiménez Rioja. ISBN: 978-84-279-5036-8.

Relato de los que habla de las relaciones afectivas de un niño con su juguete…, desde la perspectiva del juguete.

El protagonista es Edward Tulane, un conejo de porcelana de de lujo que pertenece a una chica que se llama Abilene. Sus aventuras comienzan en su casa, donde las cosas que le ocurren son más o menos normales, pero toman un nuevo rumbo cuando se cae al mar durante un crucero. Así comienza su periplo de años por las manos de dueños muy distintos: la mujer de un viejo pescador, un vagabundo, un chico pobre y su hermana muy enferma, un restaurador y vendedor de muñecos…

El relato busca tocar el corazón y lo consigue, y habla de generosidad también con acierto. De todos modos, la narración podría ser menos enfática y se podrían haber evitado algunos pasajes que desentonan de una historia que desea expresamente tener resonancias del pasado. La traducción, a pesar de los elogios de la contracubierta, podría estar más afinada.

Frank Cottrell Boyce. Cosmic (2008). Madrid: SM, 2009; 301 págs. Traducción de Alexandre Casal. ISBN: 978-84-675-3460-3.

El narrador es Liam Digby, doce años, superdotado, experto en juegos de ordenador, altísimo y ya con barba. Después de comenzar diciendo que está en un cohete espacial descontrolado, junto con otros cuatro chicos, vuelve atrás para explicarlo. Primero, cómo él y Florida, una compañera suya obsesionada con llegar a ser famosa, se hicieron pasar por padre e hija en distintos sitios. Luego, cómo un día, por ser usuario del programa DraxWorld y pensando que es un adulto, lo eligen para visitar un parque de atracciones nuevo, junto con su hija, y probar el cohete llamado Infinitas Posibilidades. Logra engatusar a Florida para que vaya con él representando ese papel y, para prepararse mejor, se lee a fondo el libro de su padre titulado Habla con tu hijo adolescente. Eso sí, pronto comprueba que sus habilidades como jugador de Word of Warcraft, donde tiene la personalidad de «un Elfo Nocturno con poderes curativos altamente desarrollados», son mucho más útiles para tratar con Florida.

Relato muy divertido: el autor demuestra un talento poco común para captar reacciones y razonamientos propios de chaval y para expresarlos con verdadera gracia, no en vano es un padre de siete hijos. Su intención está en la dedicatoria del libro a sus propios padres, «a la magia de los padres» y, ciertamente, todo él puede ser leído como una novela de relaciones entre padres e hijos y como una crítica indirecta sensacional de muchos planteamientos educativos actuales. El relato contiene muchas referencias literarias, unas directas y otras indirectas, e incluso el mismo planteamiento está inspirado en Charlie y la fábrica de chocolate. El autor narra de forma clara y usa siempre comparaciones gráficas nada rebuscadas. Abundan los comentarios que toman a broma el comportamiento de los famosos que imitan los chicos o, si se quiere ver al revés, los comentarios que hablan de la ignorancia que trae consigo tanto interés por las celebridades.


NARRATIVA JUVENIL

Rosemary Sutcliff. El Águila de la Novena Legión (The Eagle of Ninth, 1954). Barcelona: Plataforma, 2008; 351 págs. Traducción de Francisco García Lorenzana. ISBN: 978-84-96981-25-6.

Año 125, Britania. Al hacer frente a una revuelta de las tribus locales, el joven centurión romano Marco Aquila sufre una herida grave que lo deja cojo y le obliga a abandonar la Legión. Durante su recuperación se aloja con su tío Aquila, también antiguo legionario, en la ciudad de Calleva. Allí salva de morir en el circo y compra un esclavo britano llamado Esca, con quien más tarde se introducirá en las tierras del norte, más allá del Muro de Adriano que se había levantado para contener el empuje de las tribus indígenas, con el doble fin de averiguar qué ocurrió quince años atrás con la desaparecida Novena Legión que mandaba su padre y de recuperar el águila de bronce que coronaba su estandarte.

Sutcliff, demuestra un hondo conocimiento del mundo que recrea y unas notables dotes narrativas para conducir ágilmente la acción, construir unos diálogos precisos, y enriquecer con jugosos matices las descripciones de los personajes. Este último punto es tal vez el rasgo más característico de la autora, que perfila con cuidado a sus protagonistas y todas las relaciones humanas que mantienen, y hace brotar las emociones de los conflictos interiores de sus personajes, los de tipo personal y los de tipo social. La autora también sabe presentar situaciones duras y momentos de combate de gran intensidad, que siempre narra con atención a los detalles, sentido poético y elegancia descriptiva.

Terry Pratchett. Los pequeños hombres libres (The Wee Free Men, 2003). Córdoba: Toromítico, 2008; 300 págs. ilust. de Paul Kidby; Traducción de Pilar Ramírez Tello. ISBN: 978-84-96947-59-7.

Libro que se considerar literatura infantil-juvenil debido a la edad de la protagonista y al argumento, aunque se diferencia poco de otros libros del autor salvo, tal vez, en que son menos las bromas de tipo intelectual.

En su centro está Tiffany Dolorido, una decidida chica de nueve años que vive con sus padres y hermanos en una granja. La señorita Lento, una bruja de los alrededores, descubre a Tiffany que también ella es bruja y parece tener grandes poderes. Más adelante, cuando su hermano pequeño Wentworth desaparece, Tiffany ha de salir en su busca. Van con ella un sapo consejero (un abogado antes de su transformación en sapo), enviado por la señorita Lento, y los pequeños hombres libres, los Nac Mac Feegles, unos seres de quince centímetros, con el pelo rojo y la piel azul, quizás debido a que llevan el cuerpo completamente tatuado, que hablan con un dialecto especial que, por escrito, se manifiesta en que usan tres erres donde nosotros usamos una.

El humor característico del autor se apoya en juegos de palabras, en inversiones bromistas de conocidos cuentos de hadas, en toques burlescos e irónicos, bien en boca de algunos protagonistas o, sobre todo, en boca del narrador.

Timothée de Fombelle. Tobi Lolness. Los ojos de Elisha (Tobie Lolness. Les yeux d’Elisha, 2007). Barcelona: Salamandra, 2008; 350 págs. ilust. de François Place; Traducción de Teresa Clavell Lledó. ISBN: 978-84-9838-187-0.

Libro que continúa y termina La huida de Tobi. La historia comienza cuando, después de pasar dos años con el pueblo de la hierba, Tobi vuelve al árbol: sus padres siguen prisioneros a la espera de que su padre revele por fin su descubrimiento a Jo Mich; y Elisha está en manos de Leo Blue, el amigo de la infancia de Tobi, a la espera de que acceda a casarse con él. Tobi se une a los leñadores que dirige Nils Amen y busca la forma de liberar a sus padres, de encontrar a Elisha, y de salvar el árbol.

Relato que tiene tensión, es ameno y satisface al lector deseoso del triunfo de los buenos y del castigo de los malos. La complejidad y variedad de un argumento muy ramificado, como la propia historia, hacen olvidar al lector que los personajes y los escenarios son muy, muy pequeños (y también el narrador a veces parece olvidarse), pero hay oportunas alusiones a la cuestión que lo recuerdan y que tienen una gracia particular. Abundan pequeñas y sencillas descripciones que son a la vez emotivas y bromistas.

John Flanagan.

Montaraces. Las ruinas de Gorlan (Ranger’s Apprentice 1. The Ruins of Gorlan, 2004). Madrid: Alfaguara, 2008; 320 págs. Traducción Julio Ignacio Hermoso Oliveras. ISBN 13: 978-84-204-7303-1.

Montaraces. El puente en llamas (Ranger’s Apprentice 2. The Burning Bridge, 2005).Madrid: Alfaguara, 2008; 312 págs. Traducción Julio Ignacio Hermoso Oliveras. ISBN 13: 978-84-204-7459-5.

En Las ruinas de Gorlan se presentan el escenario —un mundo paramedieval, que es una isla semejante a Inglaterra, en el que no hay magia pero sí criaturas extrañas— y los personajes —unos héroes en formación y un malvado al acecho al otro lado de las fronteras—. Al comienzo se cuenta que Will, un chico huérfano, es seleccionado para entrar en el cuerpo de montaraces, los espías y vigilantes del reino, mientas que su rival de la escuela Horace es elegido para llegar a ser caballero; y luego, tras el periodo de aprendizaje de Will, la persecución, junto con su maestro Halt y el también montaraz Gilan, de los espantosos y casi invulnerables kalkara. En El puente en llamas, durante una expedición al sur, al país de Céltica, Gilan, Will y Horace encuentran a la joven Evanlyn, que huye de una incursión de wargals (unos especímenes también repugnantes pero menos mortíferos que los kalkara), descubren que lord Morgarath no sólo desencadenará un ataque contra el reino de Araluen, sino que también se anuncian varias oleadas de invasores skandians, y piensan cómo desbaratar sus planes.

El autor a veces hace aclaraciones explícitas innecesarias, los malvados son planos, algunos episodios están sobrecargados; la gran batalla del segundo libro se resuelve muy fácilmente; los golpes de humor son poco humorísticos… Pero, a cambio, la acción está bien llevada, los mundos interiores están bien perfilados, son muy precisas las descripciones de las habilidades que adquieren Will y Horace —tiro con arco, seguimiento de pistas, manejo de puñales y espadas…—, hay tensión en los combates singulares y, además, todos ellos son diferentes entre sí…

Hay que añadir, por último, que no son libros independientes: es necesario leer el primero antes del segundo y conviene saber que la historia queda pendiente de un «continuará».

Eliacer Cansino. Una habitación en Babel (2009). Madrid: Anaya, 2009; 252 págs. ISBN: 978-84-667-8445-0.

En un pueblo andaluz llamado Alfarache hay una torre alta en la que viven personas muy distintas cuyas vidas acaban entrelaza