Se está haciendo cada vez más tarde

TÍTULO ORIGINALSi sta facendo sempre più tardi

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (2002). 263 págs. 14 €. Traducción: Carlos Gumpert.

La colección “Panorama de Narrativas” de Anagrama celebra su número 500 con este libro del ya tan conocido y valorado escritor toscano (ver servicio 55/96).

La obra tiene como subtítulo Novela en forma de cartas, pero parece más bien una colección de 18 relatos en torno a un tema que una verdadera novela. El desamor o, al menos, el amor que no llegó a ser del todo es el tema de las misivas, que quizá tampoco puedan ser consideradas verdaderas cartas, pues no están fechadas, algunas se dirigen a destinatarias que ya han muerto, no piden contestación… Parecen más bien monólogos de un hombre -salvo el último, que es una carta circular de una agencia de viajes que adjunta otra carta de mujer- que transmiten “ternura, sensualidad, nostalgia”, según dice la contraportada del libro.

Es un libro triste, turbador, lleno de amoríos, amantes, infidelidades y desencuentros que desembocan en el pesar, el desdén, el reproche o el desgarro del autor de la misiva. Muchos de estos relatos describen paisajes de la campiña o reviven viajes y ciudades también llenos de recuerdos nostálgicos y emociones. En todos los relatos existe una referencia sensual, casi siempre elegante y contenida. Aunque en dos de ellos se desborda en descripciones tórridas.

Es un libro difícil, con muchos capítulos casi crípticos, rebosantes de citas y referencias cultas, de frases en otros idiomas y de figuras, analogías y símbolos de lejana accesibilidad. Un exceso, en resumen, que lleva a recordar con nostalgia también, puesto que en ella estamos, las novelas y relatos anteriores de Tabucchi, para dejar de lado este libro.

Ángel García Prieto