Schlumpf, Erwin: Homicidio

TÍTULO ORIGINALSchlumpf Erwin Mord

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El Acantilado. Barcelona (2003). 230 págs. 13 €. Traducción: Jorge Seca.

Friedrich Glauser, de nacionalidad suiza, nació en Viena en 1896 y falleció en Nervi en 1938. Se le considera uno de los mejores escritores de novelas policíacas en lengua alemana. Schlumpf, Erwin: Homicidio, que se traduce ahora al castellano, fue su primera obra protagonizada por el inspector Studer. Cuando le faltan pocos años para la jubilación, Studer ha de ocuparse de un caso de homicidio perpetrado en un bosque, cerca de un sosegado pueblo suizo, repleto de pequeños comercios. Erwin, uno de los sospechosos, novio de la hija de la víctima, se declara culpable e intenta suicidarse, pero Studer piensa que es inocente e inicia una complicada investigación en un ambiente cerrado, donde todos se conocen y parece que esconden algo.

La intriga está bien dosificada y se mantiene hasta el final. Pero no estamos ante una novela policíaca más. Glauser describe muy bien el ambiente, con felices comparaciones e imágenes. Los personajes tienen vida, no se trata de figuras estereotipadas, como suele ocurrir en obras menores del género. En la actitud del protagonista, entrado en años, con apariencia cansina y socarrona, fruto de la experiencia acumulada sobre sus espaldas, se entrevé todo un modo de entender la vida, no exento de humanidad ni de capacidad de comprensión de las flaquezas humanas. Studer está más próximo al célebre Maigret que a los detectives de la importante novela negra americana, casi siempre escépticos y cínicos. Y todo descrito con elegancia.

Luis Ramoneda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares