Rua Dos Douradores

Adrián González Da Costa

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Rialp. Colección Adonais. Madrid (2003). 58 págs. 7 €.

El autor, nacido en 1979, licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla, experto en literatura portuguesa, ha conseguido con este libro el Premio Adonais 2002. Rua Dos Douradores, título inspirado en Fernando Pessoa, es un libro de tono marcadamente existencialista. El poeta se plantea muchos interrogantes, en un ambiente de desazón, de angustia, de desarraigo, especialmente intenso en la primera parte. Sorprende ese tratamiento en un autor joven, pero hay que elogiar por lo menos su valentía en el panorama actual, dominado tan a menudo por la superficialidad. Por lo menos, Adrián González se plantea las grandes preguntas de siempre.

En la segunda parte se entrevé cierta luz, cierta posibilidad de salida del túnel por el camino de la relación amorosa, aunque sin apartarse del todo de la atmósfera de angustia. Especialmente logrado es el poema VI: “A todo se acostumbra uno, dicen, / y yo que no me hago a tu palabra, a tu manera de decir las cosas / con ese timbre dulce que deshace. // Las palabras están ahí, sin dueño / -gran diccionario anónimo-, en las mesas / con sobras de periódicos, en las guías / marchitas de teléfono, en los mapas. / Es por eso que yo reniego siempre / de todo lo que dicen, si lo dicen / y no es tu voz. Mi nombre es el de otro / si no es tu acento quien lo lanza al mundo”. El estilo es acorde con el tono del libro, directo, coloquial a veces, insistente en sus interpelaciones, con un ritmo que golpea al lector.

Luis Ramoneda