Retratos. El tiempo de las reformas y los descubrimientos (1400-1600)

Rialp. Madrid (2008). 342 págs. 18,50 .

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Contar la historia a través de retratos de sus protagonistas es lo que se propone Gerardo Vidal, profesor de la Facultad de Humanidades de la Universidad Adolfo Ibáñez (Chile). El proyecto llega ahora a la Edad Moderna, tras dar lugar a otros tres libros anteriores sobre la Antigüedad griega, la romana y la Edad Media.

Para el profesor Vidal Guzmán, la historia moderna se caracteriza, a diferencia de otras etapas históricas, por la desaparición de la unidad cultural, política y religiosa. Y por no amoldarse al esquema de nacimiento, plenitud y decadencia de otros momentos del pasado. Tal vez por ello el proyecto que comienza al terminar el medioevo se decanta por la quiebra con el pasado y la necesidad de mirar más al futuro. Esto explica la dificultad de condensar en apenas 300 páginas los principales acontecimientos ocurridos a lo largo de dos siglos (1400-1600) tan convulsos como incomprendidos. Siguiendo su peculiar método expositivo, el autor repasa la biografía de los personajes más rupturistas para acercar al lector la época de crisis y conmoción de la cultura occidental; entre otros, desfilan por estas páginas Maquiavelo, Leonardo da Vinci, Colón, Lutero o Copérnico.

Más allá de lo que puede ser el recuerdo de los principales hechos históricos -los descubrimientos, la reforma y la contrarreforma, el humanismo-, recogidos en estos retratos con sencillez y claridad, el valor del libro está en relación con los anteriores retratos y con los que se anuncian para un futuro próximo. Se logra así una visión global de la historia, que con la especialización propia del mundo contemporáneo tiende a olvidarse.

Al mismo tiempo, el autor muestra la continuidad histórica y cultural de la civilización occidental, donde la variedad de factores (de tipo cultural, religioso, político o económico) decide en ocasiones el curso de la historia, sin caer en el reduccionismo o la simplificación. De la misma manera que Roma no se entiende sin Grecia y el cristianismo sin referencia al mundo clásico, tampoco puede comprenderse el mundo actual sin remitirse a hechos y hombres del pasado: en ocasiones se puede descubrir que muchas de las modas de ahora nacieron hace siglos. Por eso, los retratos de Guzmán Vidal son una forma amena y apasionante de aprender historia, pero también ayudan a entender mejor la cultura de hoy.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares