Réquiem por el soldado Cristóbal de Olea

Palabra. Madrid (2000). 377 págs. 1.900 ptas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Al hilo de las fuentes históricas más directas, Miguel Martín ha novelado la conquista de México por Hernán Cortés. Por encargo de éste, Alonso Gutierre escribe unos pliegos a Pedro de Olea, de Medina del Campo, en los que le cuenta la heroica participación de su hijo Cristóbal en la epopeya, aquí con cierto tono arcaico para dar más verosimilitud a los hechos, y con su capacidad fabuladora.

El libro se lee como una novela de aventuras, en las que se muestra la envergadura de la empresa llevada a cabo por Cortés y sus hombres, con sus luces (heroísmo, generosidad, afán de cristianización de la Nueva España) y también con algunas sombras (cobardías y traiciones, algunos comportamientos menos rectos), así como los contrastes entre ambas culturas. Libro ameno y de calidad para un público amplio, que animará, sobre todo a los jóvenes, a conocer mejor unos acontecimientos decisivos de la historia de España y de América.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares