Quasi fantasia

Quasi una fantasía

TÍTULO ORIGINALMadrid (2021)

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2021)

Nº PÁGINAS528 págs.

PRECIO PAPEL29,90 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tras la publicación de Madrid, regresa Andrés Trapiello al género que le ha dado más reconocimiento, el de los diarios.

En las entregas anteriores, Mundo es y Diligencias (2018), se valoró de manera muy especial la contrastada calidad literaria conseguida por el autor, una de las voces más representativas de la llamada literatura del yo.  Lo mismo puede decirse de este nuevo volumen, Quasi una fantasía, que toma el título de una obra musical de Beethoven y hace el número veintitrés de sus diarios, agrupados bajo el título de Salón de pasos perdidos.

Como primera novedad hay que destacar que esta entrega ya no se publica en Pre-Textos, donde han aparecido todos los diarios de Trapiello, sino en una pequeña editorial familiar, Ediciones del Arrabal. Como segunda, subrayamos la intensa vida social y literaria que Trapiello despliega en este libro (“vida de feriante”, la llama), que contrasta con la acusada misantropía de volúmenes anteriores. La escritura de este nuevo diario, de 2009, coincide con la promoción de su novela Los confines y la traducción de algunos libros al francés. El autor acude a presentaciones, ferias literarias y medios de comunicación; de algunos de estos actos hace una detallada narración, en la que exhibe una de sus inconfundibles señas de identidad: el sarcasmo y el humor con que aborda aspectos relacionados con la sociología del mundillo literario.

Esta efervescente actividad le lleva a realizar frecuentes viajes, otro motivo de estos diarios. Tampoco faltan las estancias del autor en Las Viñas, ni sus pesquisas en el Rastro, ni las referencias a su mujer y a sus hijos. Estamos, pues, ante un territorio reconocido para sus habituales lectores.

El éxito literario de estos diarios se apoya en la seguridad estilística del autor a la hora de escribir de lo que sea. Además, incluye brillantes aforismos y muchos momentos poéticos que aparecen no solo cuando contempla el paisaje extremeño, sino en otros muchos instantes de su vida cotidiana. En este sentido, Trapiello aborda con la misma exigencia literaria todos los temas y situaciones que aparecen en estos diarios. Refiriéndose a su propio estilo, señala que escribe “en broma y en serio, a pleno pulmón o en voz baja, cargando las tintas, al aguafuerte y a la acuarela, de manera extrovertida o ensimismada”.

Y vuelve sobre algunos temas que no le dejan indiferente, como la ironía con la que aborda todo lo que tiene que ver con las vanguardias, sus sarcásticas críticas de congresos literarios y de la espuma de la política cultural, y su conocimiento de la guerra civil española, que le lleva a no dejarse atrapar por los tópicos más manoseados.

Al final resume las intenciones de su diario, que valen para todos los volúmenes anteriores: “Yo solo quiero, cuando vivo la prosa de la vida, reírme un poco y hacer sonreír a los que tengo cerca, para, cuando me toque ocuparme de la poesía, dar rienda suelta a la incurable melancolía que es la otra parte de mi alma”.