Pura anarquía

Tusquets. Barcelona (2007). 192 págs. 12 €. Traducción: Carlos Milla.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El director de cine Woody Allen (Nueva York, 1935) es también autor de un puñado de divertidos relatos que tienen bastante que ver con los gags de sus películas. Tusquets publicó en un solo volumen, Cuentos sin plumas, sus tres libros escritos con anterioridad: Cómo acabar de una vez por todas con la cultura, Sin plumas y Perfiles. Ahora, veinticinco años después, ha recopilado en Pura anarquía los últimos que ha escrito para diferentes publicaciones norteamericanas.

Estas narraciones son muy semejantes a las que figuran en sus otros libros, aunque aquí ha rebajado la crítica cultural y filosófica. La tendencia a la hipérbole es evidente en el estilo y en la galería de personajes que pueblan unas narraciones neuróticas que, en su calculada distorsión, sirven para criticar numerosos desajustes de esa cultura. La mayoría de los relatos están protagonizados por los habituales antihéroes que aparecen en sus películas.

No todo el mundo conectará con este sentido del humor, cáustico, irónico, a veces frívolo y superficial y muy pegado a la realidad norteamericana. Pero otros disfrutarán con las ocurrencias y peripecias de unos personajes que no encuentran su sitio en un mundo en el que parece que todo está programado.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares