Por amor a Judit

TÍTULO ORIGINALThe Loves of Judith

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Salamandra. Barcelona (2002). 380 págs. 14,90 €. Traducción: Ana María Bejarano Escanilla.

En los años en que trabaja al servicio de un viudo con hijos, Judit es cortejada por él y por otros dos hombres. Por motivos que no se desvelan hasta el final, los tres creen tener razones para adjudicarse la paternidad de Zeide, hijo de Judit y narrador de esta novela, que no es una historia de promiscuidad y enredos. Los personajes tienen una rica y poco común forma de ser, que se va mostrando lentamente. Judit, sobre todo, es un ser misterioso e inasible, de gran atractivo, lleno de sorpresas.

Todo el relato es el intento por parte del narrador de explicar el comportamiento de los demás para entender sus propios sentimientos. La novela está estructurada en cuatro partes, recuerdos de otras tantas comidas que Zeide celebra con Joseph, con quien comparte en esas ocasiones la voz narrativa. Se van dando saltos en el tiempo y al final conocemos las vidas de los protagonistas y las de muchos otros personajes, oportunamente introducidos en el relato. El empleo de capítulos brevísimos da agilidad y amenidad crecientes a la novela.

Algunas cosas, como la amistosa convivencia entre tres hombres que se disputan el amor de una mujer (y algo más, según creen), no funcionan igual que en Occidente. Esta novela enriquece al lector europeo, pues dilata su mentalidad a otras formas de pensar y explicar las cosas que resultan novedosas y, algunas, útiles. “Todo lo que no tiene reglas no funciona, todo lo que las tiene se puede aprender, esto ocurre con el amor, el baile o la cocina”: así razona uno de los protagonistas para mover a cambiar las cosas a otro que todo lo confía al destino. Ocurre que en varias de las historias que se cuentan no se respetan esas reglas y algunas realidades, por ejemplo el matrimonio, no salen siempre bien paradas.

Meir Shalev es un judío de 54 años, autor de varias novelas, libros juveniles y ensayos. Ésta es una novela ambiciosa en sus planteamientos y original en su construcción y modo de abordar personajes y situaciones. Relata sucesos de gran intensidad y dramatismo; con ideas luminosas sobre la belleza, la familia y el amor y supone un buen acercamiento a la vida rural en Israel.

Javier Cercas Rueda