¡Piénsatelo! Descubrir la razón de ser cristianos

Palabra. Madrid (2009). 224 págs. 15 €.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El punto de partida de este libro es la situación de crisis que vive la cultura contemporánea, que ha convertido en dioses muchas cosas temporales pero que da la espaldas a Dios y a su mensaje. Para el autor, catedrático de Geografía en la Universidad de Alcalá y miembro de la Fundación Ciudadanía y Valores, este alejamiento del Misterio es la constatación de que “una cultura que no cree en Dios, que no trasciende, es literalmente una cultura intrascendente, anodina, que aporta muy poco”. El cristianismo aporta, también al hombre de hoy, los mejores ingredientes y recetas para alcanzar la auténtica felicidad.

Para ello, hay que conocer bien el cristianismo y, además, hay que saberlo explicar. “Mi intención al escribir este libro -escribe el autor- ha sido proponer algunos argumentos que permitan al lector repensar su fe abandonada, contrastar su modo de vida con la imagen real de un cristianismo pleno”. Su propuesta le lleva a dar una explicación convincente a todas aquellas cuestiones que, en conversaciones con colegas y amigos, suelen salir cuando se habla de la religión católica.

La lista de temas que se abordan es muy amplia. Desde ideas que van a la esencia de la fe católica -la existencia de Dios, la figura de Jesucristo…- hasta cuestiones que son motivos de cotidiana controversia, en muchas ocasiones por ignorancia o por un conocimiento muy parcial de la religión: la libertad cristiana, la presencia del mal en el mundo, el amor y el sexo, la mujer, ciencia y fe, los objetivos de la Iglesia… El autor propone a los lectores una fe razonable que, entre otras cosas, alcanza temas también muy contemporáneos, como la ecología. Eso sí, para el autor, “el itinerario de la fe no es solo intelectual, sino principalmente vital (…). La fe no es sentimiento, no es un estado de ánimo, pero tampoco es un ejercicio de geometría intelectual. Es vida y es razón, es corazón y entendimiento”.

El libro va dirigido a todo tipo de lectores. A los católicos, porque les proporciona “argumentos sólidos para un diálogo más fluido con la cultura contemporánea”; a quienes han abandonado la fe, porque les ayuda a redescubrirla; a los que no creen, porque de manera amable, dialogada, les presenta la actualidad y la verdad del mensaje cristiano. La actitud del autor es abierta y rastrea en la cultura contemporánea ejemplos positivos de actitudes que tienen mucho que ver con los valores que siempre ha aportado el cristianismo. Pero su propuesta va más allá: quiere hacer visible que la vivencia cristiana no se reduce al cumplimiento de una serie de actos de culto, sino que, si se vive con coherencia, empapa todas las actividades del ser humano.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares