Pastoral americana

Alfaguara. Madrid (1999). 511 págs. 2.950 ptas. Traducción: Jordi Fibla.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La trayectoria novelística de Philip Roth (Newark, 1933), escritor estadounidense de origen judío, está marcada por importantes premios como el National Book Award for Fiction (en dos ocasiones), el National Book Critics Cicle Award y el Pen/Faulkner. Ahora ha obtenido el Premio Pulitzer 1998 con esta novela que refleja los sobresaltos que han sacudido al norteamericano medio a lo largo de la segunda mitad del siglo XX.

Un empresario judío de Nueva Jersey, casado con una bella católica irlandesa, guapo, popular y buen deportista, alcanza la riqueza en la madurez, pero su única hija se encarga de destruir su sueño de prosperidad y calma.

El autor traza un cuadro incisivo y cruel de la progresiva decadencia de una sociedad. El argumento sintetiza acertadamente el proceso desintegrador iniciado antes, pero que estalló a partir de los años sesenta con la guerra de Vietnam, la revolución sexual, los asesinatos de los Kennedy y la violencia racial. Una generación tolerante, trabajadora y bienintencionada es despreciada por unos hijos a los que dieron todo, al menos en lo material, y el mundo confortable y sólido que han edificado se desmorona de modo tan rápido como inexplicable.

Tanto los personajes como las situaciones están encaminados a este propósito de testimonio social, por lo que tienden más al estereotipo que a la caracterización individual.

La obra, escrita con fluidez, estilo directo y crudo y buena técnica, es un interesante cuadro de época, aunque la acción a veces resulte demasiado prolija. La lucidez de los planteamientos iniciales pierde fuerza, ya que el autor norteamericano evita comprometerse con unas posiciones definidas.