Palmeras en la nieve

Temas de Hoy.
Madrid (2012).
736 págs.
22,50 €.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Esta novela de aventuras y pasiones amorosas describe la vida de los inmigrantes españoles en la colonia de Fernando Poo, isla de un archipiélago situado cerca de la costa de Guinea Ecuatorial. Buena parte de la narración transcurre en 1953, cuando uno de los protagonistas, Killian, viaja a la colonia para trabajar con su hermano Jacobo y su padre Antón, que ya llevan años en la isla dedicados a la explotación del cacao.

En el 2003, la hija de Jacobo, Clarence, revisando unas cartas y papeles familiares, encuentra un misterioso escrito por el que sospecha que, además de las historias ya conocidas de su padre y su tío sobre sus años en la colonia, hay algo más que ignora. Tras una pequeña investigación con Julia, una mujer que compartió aquellos años con los hermanos, decide hacer un viaje a la actual Bioko. El viaje abre la caja de los truenos y comienza una agitada aventura de amores imposibles que, para que tenga sentido, necesita de los continuos saltos del presente al pasado.

Luz Gabás nació en 1968 en Monzón (Huesca). La novela se ambienta en Cerler (nombre que en la novela aparece simulado como Pasolobino), pueblo montañés del Pirineo de Huesca, de donde salieron muchos hombres que fueron a trabajar a las colonias españolas de África. Gabás conoció de primera mano muchas historias protagonizadas por sus propios familiares en aquellas tierras. De esa experiencia biográfica (“En casa se hablaba de Santa Isabel de Fernando Poo como si fuera un pueblo vecino”, dice la autora), nace la base para escribir, con el telón de fondo del exotismo colonial, una sucesión de historias de amor y trabajo, de sexo salvaje y machista, y de amistades y odios.

Muchas son historias truculentas –no exentas de violencia y sexo– y, seguramente, un tanto rebuscadas por la autora para adaptarse a lo que exige el canon actual: defender por encima de todo a los autóctonos, sus costumbres y sus creencias, y dejar mal parados a los españoles, que aparecen como altivos explotadores sin escrúpulos. Este maniqueísmo es quizás lo menos consistente de esta novela.

Para escribir esta obra, la autora se ha documentado de manera exigente, además de contar con su experiencia personal. Junto con el relato propiamente novelesco, Luz Gabás destaca lo más significativo de los acontecimientos políticos y sociales de la isla. La descripción de la hacienda de cacao, Sampaka, sus dependencias, métodos de trabajo, etc., ayudan a meterse en la convulsa acción que se desarrolla en ellos.

Palmeras en la nieve es la primera novela de Luz Gabás, y ha sido comparada por su temática con El tiempo entre costuras, de María Dueñas, con la que tiene puntos en común. La calidad literaria no es precisamente su rasgo más destacado; sin embargo, su argumento tiene fuerza y engancha, quizás porque los lectores se contagian del entusiasmo de la autora, que cuenta algo muy vivo para ella.