71odzaG0ISL

A orillas del Duero

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2015)

Nº PÁGINAS226 págs.

PRECIO PAPEL15 €

PRECIO DIGITAL10 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Una versión de esta reseña se publicó en el servicio impreso 71/15

Poeta y escritor, Luis Ramoneda Molins es también crítico literario en diferentes publicaciones y autor de un muy aconsejable Manual de Redacción. A orillas del Duero, su nuevo libro tras Los crímenes del esteta y otros relatos, lleva como subtítulo “Diario de un idealista, 1970”.

El diario está escrito por un joven que está a punto de terminar sus estudios de bachillerato en Soria en 1970. Abarca seis meses, desde que se decide a poner por escrito su vida, muy centrada en sus estudios y en las situaciones familiares, hasta finales de junio, ya superados los exámenes de bachillerato y la reválida y cuando el narrador-protagonista sabe que en breve deberá encarar una nueva etapa de su vida.

Lo que más define a Pablo, el narrador, es su afán por ser escritor. Desde hace ya meses Pablo tiene una mirada literaria sobre todas las cosas que le rodean y posee además una especial sensibilidad para todo lo relacionado con la poesía, el arte, la música y la naturaleza. En este sentido, Pablo intuye que su destino está marcado de manera radical por la literatura. Hacia las humanidades ha encarado sus estudios y a las letras dedica sus aficiones y tiempo libre. En estas semanas, Pablo, lector voraz, ha concluido sus primeros poemas, que ha presentado a un premio literario (los poemas, muy en la órbita de la sensibilidad machadiana, se reproducen en el diario), y también ha concluido un primer relato. En alguna ocasión sus comentarios sobre la vida y la literatura parecen poco apropiados para su edad por su densidad.

Las circunstancias familiares no son fáciles para su madre. Su marido ha muerto recientemente, y debe hacerse cargo también del abuelo, cada vez más enfermo. El resto de los hermanos de Pablo viven desperdigados en diferentes ciudades, y aunque se ven a menudo, es la madre la que con mucha clase y dignidad lleva el peso de la familia. Este personaje es clave en este diario por su sencillez y por el papel que desempeña en la formación humana e intelectual de Pablo.

Junto con el relato de las incidencias familiares, el diario cuenta también la vida estudiantil de Pablo, las normales relaciones que tiene con sus amigos y un principio de enamoramiento.

No hay nada estridente en estas confesiones íntimas. Pablo es un joven de su tiempo que se toma muy en serio sus estudios, su formación literaria e intelectual y, también, su vida cristiana, que se menciona como una parte esencial de su vida, lo que le lleva a intentar hacer el bien en todas las circunstancias. El autor hace una declarada apuesta por la naturalidad narrativa, la cotidianeidad, la normalidad, que traspasan el contenido de este diario y su estilo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares