Ómnibus Jeeves

Anagrama. Barcelona (2010). 588 págs. 24,50 €.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La editorial Anagrama se ha propuesto editar sucesivamente las novelas y relatos protagonizados por Bertie Wooster y su ayuda de cámara Jeeves, la pareja más popular del escritor inglés Pelham Grenville Wodehouse (1881-1975), una de las cimas de la literatura humorística contemporánea. Ya en 2004 Anagrama publicó ¡Pues vaya!, una antología con las mejores páginas de Wodehouse en la que había una muestra de todos sus estilos y donde aparecían también sus inconfundibles protagonistas: Psmith, Ukridge y los habitantes del Castillo de Blandings.

Este primer volumen contiene tres de sus novelas: ¡Gracias, Jeeves!, El código de los Wooster y El inimitable Jeeves. Estos personajes aparecieron por vez primera en 1915 y protagonizaron numerosos relatos cortos, que su autor fue reuniendo en diferentes ediciones: 1919, 1923, 1925 y 1930. La primera novela fue ¡Gracias, Jeeves!, publicada en 1934. Luego siguieron ocho novelas más.

Desde el primer momento, Wodeouse acertó con esta singular pareja. Bertie Wooster es un joven acaudalado y ocioso que cuenta con una poblada y esperpéntica parentela de tíos y tías y primos que le hacen la vida imposible; a su lado, el eficaz y puntilloso Jeeves le saca continuamente de los complicados enredos en los que se ve metido. La relación entre los dos personajes y sus fluidos y divertidísimos diálogos son lo mejor de unas novelas escritas para entretener.

El mundo al que pertenece Bertie Wooster se encuentra en vías de extinción, pero Wodehouse lo rescata con todos los tópicos, parodiando su esnobismo y ajado formalismo. Por su parte, Jeeves no es un mayordomo normal: conoce perfectamente la historia inglesa y las cuitas de la aristocracia, y, además, maneja como nadie el lenguaje. Jeeves no sólo saca del atolladero a su señor con ingeniosas decisiones y sugerencias, sino que resuelve también sus constantes dudas nobiliarias y lingüísticas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares