Obra poética

José Asunción Silva

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hiperión. Madrid (1996). 318 págs. 1.900 ptas.

José Asunción Silva (Bogotá, 1865-1896) está considerado como uno de los más valiosos poetas hispanoamericanos. Durante su corta y dramática vida -se suicidó con motivo de sus crisis psicológicas y dificultades económicas-, sólo se publicaron algunos poemas suyos en revistas literarias; además, parte de su producción se perdió en el naufragio del Amérique, en 1895, cuando regresaba a Colombia después de una corta estancia en Venezuela.

Junto con Bécquer y Rubén Darío, José Asunción Silva ha sido uno de los poetas que más ha influido en la poesía castellana de este siglo. Unamuno prologó su primera antología poética en 1908. Juan Ramón Jiménez elogió sus Nocturnos (“A veces, cuando en alta noche”, “Poeta, di paso” y “Una noche”). En los versos de adolescencia y juventud, predominan los ecos de Bécquer y de Víctor Hugo. Después de un viaje a Europa, en 1885, se produce un cambio que lo une a la primera generación de modernistas, con José Martí, en la que predomina el intimismo, frente al esteticismo de la segunda generación: la de Lugones, Chocano, Herrera y Reissig… Rubén Darío es el puente de enlace entre ambas corrientes.

La poesía de Silva impresiona por su musicalidad, por el dominio de los metros más diversos, por la sencillez de su lenguaje, por la emoción que suscita. Hay en sus poemas, a menudo melancólicos y dolientes, una búsqueda de armonía, de grandeza, un idealismo que choca a veces con la realidad inmediata, pero que sabe descubrir también lo sublime detrás de lo cotidiano. Los motivos son muy variados, aunque predominan los temas amorosos y elegíacos. Al acercarse el final de su vida, el tono es más angustiosos y desgarrado. En esta edición, prologada por María Mercedes Carranza -hija de otro ilustre poeta colombiano- y elaborada por Jesús Munárriz, se incluyen también algunas traducciones de poemas de Hugo, de Gautier, de Tennyson, entre otros, y tres breves textos en los que Silva expone sus ideas sobre la poesía.

Luis Ramoneda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares