No mueras antes de morir

TÍTULO ORIGINALNie umiray priezhdie smirti

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anaya & Mario Muchnik. Barcelona (1997). 475 págs. 3.800 ptas. Traducción: Helena S. Kriúkova y Vicente Cazcarra.

Yevgueni Yevtushenko (Siberia, 1933), poeta y activista político, un tanto disidente y siempre crítico con cuanto le rodea, ha escrito una sorprendente y heterogénea novela entre policiaca y política. Como toda historia de rusos y escrita por un ruso, lo que cuenta está lleno de alcohol y de miedos, de censura y policía, de desilusión y mentiras. Pero este primer cliché es enseguida sustituido por la sorpresa. En primer lugar, por el tono, realista y lúcido pero lleno de optimismo, humor y, sobre todo, ternura. En segundo lugar, por el modo de contar: giran varias historias de ficción en torno al golpe de estado de agosto de 1991, y otra, real, que es la del propio autor.

El humor que emplea Yevtuchenko no es ácido ni escéptico, sino más bien la fachada exterior de una actitud combativa: aunque todo se derrumbe a tu alrededor, mientras haya capacidad de amor -a alguna persona o al menos a algo, se dice en algún momento- y espíritu de lucha, hay esperanza. Es humor inteligente, casi inglés, amable, quizá el único modo de abordar con cierto equilibrio la situación rusa de aquel tiempo.

Yevtushenko ha escrito un libro imposible de clasificar: colección de relatos, documento histórico, crónica política, novela policiaca, de amor y humor, libro de memorias… Yevtushenko es un poeta, y pone al servicio de su mensaje, por una Rusia sin colas ni censura, un estilo poderoso y sonoro, lleno de imágenes y metáforas, apropiado para transmitir esperanza sin dejar de ser fiel a la realidad. Su mirada es la del artista comprometido: sensibilidad y genio para los detalles, responsabilidad para las conclusiones y el mensaje.

Es interesante, por ejemplo, la sublimación que hace el autor de ciertos personajes-tipo, anónimos, que acompañan a los protagonistas de sus historias: El Piloto de Guerra, El Comunista Puro, el Demócrata Aperturista… Es su ajuste de cuentas particular con toda una civilización.

Javier Cercas Rueda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares