Mis santas tías

Nocturna Ediciones.
Madrid (2011).
256 págs. 16 €.
Traducción: Marta Torres Llopis.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La escritora Bulbul Sharma (Delhi, 1952) se presenta al lector español con ocho cuentos de considerable extensión que aportan otras tantas visiones de la siempre enigmática y excesiva India.

Sus tramas, amenas e inagotables, son como esos ríos que cruzan sin fin el subcontinente indio. Pero Sharma no se pierde en digresiones, y ataca los relatos por dos flancos decisivos: sus protagonistas son mujeres y en todos ellos narra un viaje de carácter iniciático que cambia sus vidas.

La autora, por un lado, denuncia, siempre con sutileza y humor, la situación de la mujer en su país y, por otro, despliega un fresco de las costumbres, tipos y credos que singularizan la India en su historia más reciente.

En el primer relato, y para subrayar la dialéctica entre Oriente y Occidente, Sharma habla de una mujer de armas tomar y llena de prejuicios que vuela a Londres para ver a su hijo. Varias historias (Desembarco en Bishtupur, Una novia niña, Las pruebas de una tía alta) abordan las consecuencias de los matrimonios de conveniencia que los padres trazaban para sus hijos menores de edad, una tradición que los británicos trataron de extirpar. Otra, A Simla en tonga, matiza que tampoco los enlaces por amor pueden sortear la incomprensión o las incertidumbres del tiempo. El humor más feliz y disparatado ilumina las páginas de Las tías y sus dolencias y La vida en un palacio, que se desarrollan, respectivamente, en uno de esos trenes bizarros que recorren la geografía de la India y en un palacio decrépito poblado por los fantasmas de una aristocracia venida a menos.

Dejamos para el final Las primeras vacaciones de R.C., sobre un adusto juez que se lleva de vacaciones a su familia. En el transcurso de estas, el hombre ve desmoronarse los cimientos sobre los que ha asentado sus vínculos afectivos. La rebelión de su madre, su esposa y su hija es la de un sexo marginado y silenciado a lo largo de la historia, que hasta fechas muy recientes no ha empezado a pensar sobre su identidad y sus expectativas.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares