Microcosmos

TÍTULO ORIGINALMicrocosmi

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (1999). 322 págs. 2.400 ptas. Traducción: José Antonio González Sainz.

Al igual que ya ocurriera con El Danubio (ver servicio 19/89), Microcosmos es un libro de género mixto entre el ensayo y la ficción. De la obra de Claudio Magris, catedrático de literatura germánica en Triestre, su ciudad natal, se ha publicado también en español las novelas Otro mar y Conjeturas sobre un sable (ver servicio 19/94) y los libros de ensayos El anillo de Clarissa (Península) e Itaca y más allá (Huerga y Fierro), donde sienta las bases de su concepción de la literatura, muy en la línea de la sensibilidad centroeuropea.

Microcosmos comparte con El Danubio su carácter híbrido entre el diario, las anotaciones de viajes, el ensayo y la narración autobiográfica. Pero en esta ocasión Magris no aborda cuestiones literarias ni culturales, ni recurre a la erudición ni a la profusión de citas de sus autores preferidos. Su novela se asienta en el microcosmos de las historias locales, los detalles familiares, las inquietudes personales… El ambiente ciudadano de Trieste, ciudad de reminiscencias tan literarias, con el famoso café San Marcos, el Jardín Público y la iglesia del Sagrado Corazón, es el lugar donde Magris encuentra a los personajes, los recuerdos, los restos históricos que le sirven para evocar y reflexionar sobre las preocupaciones del hombre en el final de este milenio.

La ciudad de Trieste es la protagonista, lugar donde “coexisten en contacto, codo con codo, irredentismo y fidelidad habsbúrgica, patriotismo italiano y apellidos alemanes y eslavos, Apolo y Mercurio. En ese cul-de-sac del Adriático, la historia es un ovillo cuyos hilos se enredan”. Trieste posee una esencia de frontera de la que también participan otros lugares que engrosan la narración.

Tierras todas ellas de frontera cultural, lingüística, política y geográfica, con sus características de cierre y apertura, de principio y final, de incertidumbre en último extremo… Lugares “para un yo, por otra parte, cada vez más frágil, que distingue cada vez con más dificultad lo verdadero de lo falso, lo que se narra de lo que se ha vivido”.

Descriptivo y reflexivo, escrito con cultura, inteligencia y corazón, Microcosmos interesa, mantiene la atención del lector, a pesar de su explícita falta de trama argumental. Con estos ingredientes, Magris, solo o acompañado por su mujer y sus hijos, consigue llevar al lector por esos vastos paisajes geográficos interiores y exteriores que tantos sentimientos consiguen transmitir. Después de este periplo, en un capítulo final simbólico y onírico, muy distinto del resto, Claudio Magris traza una alegoría narrativa en la que, quizá, pueda verse el final y el principio de la vida, al cobijo de la iglesia del Sagrado Corazón de su recurrente Trieste.

Ángel García Prieto

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares