Mi precio es ninguno

Martín Casariego

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Plaza & Janés. Barcelona (1996). 183 págs. 2.200 ptas.

La anterior novela de Martín Casariego (1962), Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero, apareció publicada en una colección de literatura juvenil y tuvo una inesperada aceptación de público por su frescura y su capacidad imaginativa para entrar en la mente de un adolescente súbitamente enamorado. Mi precio es ninguno es un remake de las novelas negras norteamericanas, pero ambientado en Madrid.

Casariego avanza a trompicones con un argumento inconsistente, vulgar y tópico donde no hay nada relevante: ni los personajes, ni el ambiente, ni los diálogos, ni las tramas secundarias. A veces interrumpe el relato policial para colocar una escenita de sexo, venga o no a cuento, con la intención de que la novela parezca más sórdida y brutal. La contraportada del libro dice que esta novela es un “homenaje a los grandes temas del hombre y la narrativa de todos los tiempos: la lealtad, el amor, la traición y la muerte”. Ese texto se lo habrá escrito su abuela.

Adolfo Torrecilla

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares