Mi familia y otros animales

Alianza. Madrid (2010). 416 págs. 11,50 €. Traducción: María Luisa Balseiro.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Escrita en 1956 y publicada por vez primera en castellano en 1975, Mi familia y otros animales no ha cesado de reeditarse, convirtiéndose en el título más leído del prolífico Gerald Durrell (1925-1995), escritor y naturalista, autor de numerosos libros biográficos sobre sus expediciones para conseguir animales para los zoológicos europeos y fundador del Durrell Wildlife Conservation Trust y del Zoo de Jersey. Durell es autor de la ya denominada Trilogía de Corfú, libros memorialísticos que recuerdan su estancia en la isla griega de 1935 a 1939 y que está formada por Mi familia y otros animales, Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses. Estos tres títulos acaban de ser nuevamente reeditados por Alianza.

Durrell nació en 1925 en la India, donde estaba destinado su padre. Tras su fallecimiento en 1928, la familia se traslada a Inglaterra hasta que en 1935 deciden instalarse en la isla griega de Corfú. El viaje lo emprenden la madre y los hermanos Larry (el futuro escritor Lawrence Durrell), Leslie, Margo y el autor, el jovencísimo Gerald. En principio, la intención de Gerald con este libro era describir el despertar de su temprana afición a los animales y las aventuras que vivió en la isla recolectando bichos. Sin embargo, poco a poco, las peripecias reales de su familia en la isla fueron tomando casi más protagonismo que las expediciones de Gerald. A las excentricidades de los miembros de la familia se suma la vida en Corfú, que el autor compara en el prólogo como “vivir en medio de la más desaforada y disparatada ópera cómica”. Cuando comenzó la II Guerra Mundial, la familia regresó a Inglaterra.

Gerald cuenta las vicisitudes de la familia para conseguir una casa en condiciones, los problemas para encontrar profesores particulares para Gerald, las diferentes aficiones de los hermanos (Larry es aspirante a escritor; Leslie, cazador, y Margo se ha profesionalizado en tomar el sol), las visitas de los amigos ingleses, los habitantes de la isla, los problemas que tiene su madre para contratar a personas de confianza para echar una mano en las labores… Además, y como el plato fuerte de este libro, la pasión de Gerald por los animales, que da pie a numerosas anécdotas en las que también están involucrados los miembros de su familia. Y dos personajes excepcionales que acaban formando parte también de esta estrafalaria familia: Spiro, el taxista, chófer y hombre para todo, y el doctor Teodoro Stefanides, que tanto ayudará a Gerald a canalizar sus investigaciones naturalistas.

En sucesivos títulos, Durrell fue mezclando episodios biográficos y expediciones aventureras, muy entretenidas por la capacidad del autor para contar las cosas, para describir y singularizar a los animales y por su sentido del humor, especialmente activo en las más esperpénticas circunstancias. Entre los muchos títulos publicados en este sentido merecen destacarse El Arca sobrecargada, Un zoológico en mi azotea, Filetes de lenguado, Atrápame ese mono, Murciélagos dorados y palomas rosas y Encuentros con animales. Durrell también es autor de varios libros infantiles y juveniles de ficción.

Bichos y demás parientes, también reeditada en Alianza, es una continuación de Mi familia y otros animales. Se repiten los personajes y vuelven a sucederse increíbles y divertidas historias protagonizadas por la familia Durrell y por los animales que consigue Gerald. Menos interés tiene, sin embargo, El jardín de los dioses, la tercera entrega de la trilogía. Aunque el autor intenta mantener el tono y el contenido, en esta ocasión la atención se centra más en los humanos que en los animales, con lo que el libro sale perdiendo.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares