Mi corazón herido

TÍTULO ORIGINALMein verwundetes Herz

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Taurus. Madrid (2003). 302 págs. 21 €. Traducción: Rosa Pilar Blanco.

Lilli Jahn, de familia judía, nació en 1900 en Colonia. Creció y se formó en un ambiente culto y acomodado, estudió medicina y se casó con un médico alemán, de religión evangélica. Se instalaron en Immenhausen, cerca de Kassel, y tuvieron cinco hijos. Las penalidades de Lilli se iniciaron con el triunfo del nacionalsocialismo y con el divorcio de su marido, que la dejó por una joven aria. Lilli pasó sus últimos años separada de su familia, primero en el campo de trabajo de Breitenau y después en Auschwitz, donde murió en 1944.

Martin Doerry, nieto de Lilli, ha escrito esta semblanza de su abuela, al hilo de las numerosas cartas escritas por los hijos y otros parientes y amigos de ella, durante sus años de reclusión, y de las respuestas de Lilli, a veces clandestinas, para evitar la censura y las prohibiciones impuestas por los nazis. El resultado es un libro conmovedor, de los que no se olvidan fácilmente. Lilli Jahn fue una mujer excepcional, vitalista, alegre, culta, enamorada de su marido y de sus hijos, luchadora, que en sus cartas trata de disimular sus padecimientos -las referencias a la vida en el campo de trabajo o en el campo de concentración son mínimas- y dar esperanzas a los suyos; e incluso sabe perdonar las infidelidades de su marido, persona desnortada que se da cuenta demasiado tarde de sus errores. Pero se trasluce también su sufrimiento, la espantosa e incomprensible separación de sus hijos, y su impotencia ante un sistema implacable.

No menos destacables son los hijos, sobre todo Ilse, la mayor de las chicas, madre de Martin Doerry, que afronta la atención de sus hermanos con una entereza y una valentía sorprendentes, con apenas catorce años. Se conoce que heredaron la fortaleza y la rectitud de su madre, para enfrentarse a bombardeos, penurias, indiferencia, soledad, miedo y, sobre todo, a un panorama social no apto para menores. El libro se completa con diversos apéndices que ayudan a situar a los protagonistas de la historia y con un álbum de fotos de la familia de Lilli Jahn.

Luis Ramoneda