Los violines de Viena

José Manuel Losada Goya

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Semuret. Zamora (1996). 169 págs. 1.500 ptas.

La primera novela de José Manuel Losada (1962) está íntimamente vinculada a su labor como crítico literario e investigador. Losada, profesor universitario, es autor de estudios y ediciones críticas de la literatura francesa del siglo XIX.

Los violines de Viena es, antes que nada, una novela de amor. Las peripecias de la joven Elisabeth, hija de noble familia austriaca, y de Johannes, pianista, reúnen todos los ingredientes de una apasionada historia de amor que supera obstáculos y dificultades. Como telón de fondo, diferentes momentos de la conflictiva situación política que vive Austria desde 1933 hasta 1936, la resistencia francesa en 1943 y el fin de la segunda guerra mundial en el Salzburgo de 1945. Otro ingrediente destacado es la música, que adquiere en esta novela una singular importancia estética, que supera sus connotaciones decorativas.

Con un estilo, trama y estructura deliberadamente clásicas, Losada se adentra en el alma de los protagonistas, que reaccionan de diversas maneras a las contradicciones que la vida plantea. Si Elisabeth es ejemplo de entereza, amor filial y fidelidad, Johannes atraviesa diversas etapas que van del flechazo plenamente romántico a la conversión final, pasando por una etapa de orgullo y frivolidad. El conflicto político -tanto la situación que padece Austria como la resistencia francesa- se integra con acierto en la trama de la novela, aportando dosis de intriga y acción.

El resultado es una novela de corte realista traspasada por una romántica historia de amor, en la que son evidentes las hipérboles afectivas y la recreación de un lenguaje sentimental, a veces falto de originalidad, pero que añade emotividad a la narración.

Adolfo Torrecilla

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares