Los últimos pájaros

Sait Faik

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Ed. del Oriente y del Mediterráneo. Madrid (1993). 141 págs. 1.300 ptas.

Como cuadros inacabados son, para este autor turco, todas las realidades bellas de la naturaleza cuando cualquier persona no las contempla. “Si el ser humano no está presente, la belleza nada significa. Con él, gracias a él, todo se hace hermoso”.

Del autor de este libro apenas tenía conocimiento. Sólo lo que viene en la introducción: hijo de una acomodada familia de comerciantes de Adazapari, en Anatolia. Nacido en 1906, murió joven, después de una vida marcada por la bohemia, el vitalismo, la poesía y la automarginación con los grupos más proletarios de los suburbios de Estambul.

Sait Faik se hace entrañable en esta recopilación de veinte cuentos; sabe traer al núcleo de los sentimientos el aire sencillo, el canto vital de las cosas naturales, de los afanes humanos, incluso de las consecuencias sociales. Es como un miniaturista antiguo, con la diferencia de que Sait copia con detallado encanto el mundo de los desposeídos y las minorías étnicas. Como la historia del albañil Barba Antimos: los muros y cisternas por él excavadas iban embelleciendo la isla vecina a Estambul; “con su tosco espíritu clásico, recosía su propio camino desde el bizantino hasta la simplicidad y la poesía griegas, permitiéndonos sentir la presencia de Homero en todas las casas de la isla, hasta que llegó el día en que ésta comenzó a adornarse con feos chalets…”

Acierta también Sait Faik, de modo igualmente sugerente, al presentar las conductas y las inquietudes humanas más profundas enmarcadas en la superficialidad de lo vitalmente sencillo. Y todo esto a pesar de que “me había prometido a mí mismo -dice el autor- no volver a escribir… no pude… saqué punta al lápiz. Después de sacarle punta lo cogí y lo besé. Si no me hubiera puesto a escribir, me habría vuelto loco”.

Ángel García Prieto

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares