Los extraños

Los extraños

AUTOR

EDITORIAL

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2021)

Nº PÁGINAS144 págs.

PRECIO PAPEL17,25 €

PRECIO DIGITAL10,99 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Jon Bilbao (1972) es cuentista, como ya demostró en El silencio y los crujidos, Estrómboli y su premiado Basilisco, y también escritor de guiones de televisión. Y eso se nota en su manera de contar las cosas: en los silencios y ausencias. La pareja protagonista de esta nouvelle –ni novela ni cuento–, se instala en invierno en un caserón, al tiempo que experimenta una profunda crisis. No se lo dicen, claro. Pero uno lo lee en las cosas que no hacen juntos. Ella trabaja desde la cama y él, en el salón del piso de abajo. No hacen el amor, pero ven pornografía. No se hablan, pero se intercambian mensajes en el chat del correo.

Sostiene la pulsión dramática la aparición de un primo lejano y su secretaria la misma noche que se ven en el cielo unas bizarras luces de colores que atraen a Ribadesella a toda una horda de frikis de los ovnis. Los visitantes dicen que viajan, que están de paso, que se quedarán solo unos días. Pero pronto traen perros y televisores, van domesticando la casa, haciéndola propia, hasta que uno no sabe bien cuál de las dos parejas que habitan el edificio da título al libro. Parece una coincidencia que los aliens vengan la misma noche que ellos y el lector quiere saber si los forasteros son extraterrestres. ¿Lo son?

Sea cual sea la respuesta, los protagonistas se aburren –amor y aburrimiento son incompatibles– y aceptan la visita con curiosidad malsana, enredándose en un juego de espionajes de pueblo con sus sobornos, registros, hoteles polvorientos y notas anónimas en la verja hasta que, quizás, es demasiado tarde.

Los extraños no es una autoficción, por mucho que la casa en la que se desarrolla sea la del autor y el protagonista sea tocayo suyo. Con el ritmo de una serie policiaca, esta novela corta se acaba como las noches de fiesta: demasiado pronto, con la vaga certeza de que algo grande estaba a punto de ocurrir. 

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para socios de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres socio conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no eres socio, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.