Lo raro es vivir

Carmen Martín Gaite

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (1996). 229 págs. 2.000 ptas.

La protagonista de esta novela es una mujer joven, licenciada en Arte y traductora de ruso, que trabaja como archivera en un centro oficial de Madrid y mantiene una relación estable con un arquitecto. La acción la sorprende en un momento especialmente difícil, a comienzos de un caluroso mes de julio: su madre, con la que mantenía una contradictoria relación de afecto y rechazo, ha muerto hace poco, y su abuelo, al que no han informado del fallecimiento de su hija, parece confundirla con ella, haciéndole confidencias inquietantes. En este estado de ánimo no puede apoyarse en su compañero, ausente por un viaje profesional, ni en su padre, divorciado, vuelto a casar tiempo atrás y enredado además en relaciones extraconyugales. Durante unos días agobiantes de soledad y dolor se enfrenta a la necesidad de tomar decisiones nuevas, de aprender a sobrevivir entre ruinas y errores: en definitiva, a la obligación de madurar.

La obra supone un cambio notable en los modos novelísticos de esta veterana autora, nacida en 1925. En esta ocasión, su técnica narrativa se vuelve más dinámica y abandona el estilo predominantemente discursivo que le era propio para dar mayor importancia a la forma dialogada y a la expresión de metáforas insólitas de una original plasticidad.

Con mucha habilidad, logra adaptar sus excelentes dotes literarias a tendencias de plena actualidad, y consigue un relato ameno, fácil de leer, levemente irónico y que llega, sin grandes esfuerzos, a un desenlace satisfactorio. Otra cosa es que a las situaciones les falte naturalidad y que los personajes no resulten plausibles del todo, o que el planteamiento de fondo de la obra tenga una postmoderna tendencia a preferir el sentimiento epidérmico a la profundidad del espíritu. Estos reparos, quizá dignos de atención para lectores exigentes, no mermarán la buena acogida mayoritaria que seguramente recibirá.

Pilar de Cecilia

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares