Libro de Visitantes

Encuentro. Madrid (207). 94 págs. 14,42 €.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Recurre Jiménez Lozano (1930) al recurso del manuscrito encontrado para justificar esta breve novela basada en el nacimiento del Niño Jesús. Jiménez Lozano traslada a los lectores a la ciudad de Belén, justo antes de que José y María viajasen hasta allí para empadronarse. Cuando llegan, no hay sitio en la posada, pero algunas de las personas con las que han coincidido por las calles de Belén les ayudan a encontrar sitio en un establo donde el buey y el asno cobran un protagonismo especial. Luego se narra el nacimiento, la llegada de los pastores, de los reyes Magos, el desconcierto de Herodes y la posterior huida a Egipto.

Jiménez Lozano se sirve de personajes secundarios para contar de nuevo una historia siempre viva y actual. Estos personajes, que no aparecen en los Evangelios, aportan una mirada sencilla y real a un suceso que califican de extraordinario, aunque no son capaces de encontrar una explicación. Jiménez Lozano incorpora como visitantes al establo a Pascal, Hegel, Baruch (Spinoza) y Descartes, que interrumpen sus discusiones para acercarse a saludar al Niño. También acuden militares romanos, mercaderes griegos y, sobre todo, la gente del pueblo.

Con este relato lleno de sensibilidad y realismo, el autor parece querer destacar cómo un hecho insignificante y aislado sigue siendo el más importante de la historia de la humanidad, dando sentido a los hombres de todas las épocas, también la contemporánea, más dominada quizás por un racionalismo que responde con silencio ante las grandes cuestiones. Pero en el relato de Jiménez Lozano no hay teorías ni disquisiciones; sólo es una sencilla y emotiva narración.