Las palomas emprenden el vuelo

El Aleph.
Barcelona (2011).
268 págs.
23,90 €.
Traducción: Alfonso López Alloza.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La infancia de Ildikó y su hermana Nomi transcurrió en Voivodina (Serbia) en un idílico entorno rural. Pronto dejan a Mamika, su tierna y sabia abuela, para reunirse con sus padres, emigrados a Suiza, donde regentan un café.

El relato alterna los esfuerzos por salir adelante en su dura vida de expatriados con los recuerdos familiares de la Serbia natal. El derrumbamiento de la antigua Yugoslavia trajo mucho dolor a esta familia, en primer lugar por el asesinato del abuelo. A los gratos recuerdos de una vida propia de adolescentes, la parte más amable de esta historia, se siguen los de la dura entrada en la vida adulta de la mano de una crisis nacional (la Guerra de los Balcanes) que alterará para siempre la vida de tres generaciones.

Ildikó narra en largas frases, que mezclan relatos, recuerdos y diálogos. El tono general es íntimo, nostálgico, con toques poéticos y de humor. Un estilo de gran meticulosidad pictórica. Sin duda lo más sobresaliente del libro, una vez se le coge el ritmo.

Esta autobiográfica novela de Nadj (Serbia, 1968) sobre la incomprensión y la impotencia obtuvo el Premio Alemán del Libro 2010.