Las cuatro paredes

TÍTULO ORIGINALOi tesseris toicoi

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Tropismos (Témpora). Salamanca (2004). 228 págs. 15 €. Traducción: Inés Martín Expósito.

Vanghélis Hadziyannidis (Grecia 1967) vive en Atenas, donde estudió Derecho y Arte Dramático. Con esta novela, primera suya, obtuvo en 2001 el premio Diavazo al mejor autor novel. En 2004 ha publicado su segunda novela, “El invitado”.

“Las cuatro paredes” está protagonizada por P. Rodakís, un extraño y misántropo personaje. Hijo de un apicultor, comienza siendo albañil para recuperar el trabajo de su padre, mientras vive en una isla griega innominada, en una época tampoco aclarada, que podría ser el siglo XIX o el XX. Acoge en su casa -a petición del pope del pueblo- a una fugitiva y a su hija bebé. A pesar de que la relación entre los dos es de desconfianza, la mujer colabora con él en la consecución de una miel que acaba por ser muy cotizada y que moviliza las ambiciones de un fantasmagórico cenobio vecino, así como la de un barón extranjero.

La acción y el “suspense” de la historia va cambiando de motivo, en un desarrollo que pierde el realismo para convertirse en fábula y dejar abiertas todas las intrigas. Entre ellas hay ambiciones económicas, abusos de poder, relaciones incestuosas -apenas explícitas en una confusa y breve escena-, fanatismos religiosos y también nobles sentimientos y luchas personales, tras los que siempre parecen habitar los misteriosos hilos que mueven una rica realidad. La pretensión de llegar a desentrañar esas últimas razones, además de imposible, sería arrancar a la vida su secreto motor… Se trata de una novela rara, de fácil lectura, atractiva y sutil.

Ángel García Prieto