9788417308032_L38_04_l

Las aguas de Manhattan

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALBy the Waters of Manhattan

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNMadrid (2018)

Nº PÁGINAS205 págs.

PRECIO PAPEL19,95 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El autor, judío de origen ucraniano, que nació en 1894 en Nueva York, donde falleció en 1976, se basó en la experiencia de su propia familia para escribir esta novela, publicada en 1930 en Estados Unidos. Con un lenguaje sencillo, emparentado con el Talmud y los Salmos, en la primera parte, que transcurre casi toda en Rusia, en época de los zares, se cuentan las vicisitudes de una familia numerosa judía para subsistir, con constantes traslados y cambios de ocupación entre penurias. La unidad familiar, el esfuerzo por salir adelante, la solidaridad están muy bien descritos, así como las relaciones con otras familias judías. También se atisban algunas actitudes antisemitas.

En esta parte de la novela, destaca la figura de Sarah Yetta, la hija, una muchacha lista, valiente, resolutiva, que desea estudiar y saber, pero a la que las circunstancias se lo impiden, pues habrá de sacrificar sus aspiraciones para ayudar a sus padres a sacar a sus hermanos adelante. Una figura realmente admirable. Al morir su padre, logra que su madre y sus hermanos le permitan emigrar a Estados Unidos, donde consigue trabajo y se casa con otro emigrante que había conocido en Rusia.

En la segunda parte, que transcurre en Nueva York, la figura de Sarah, afanada en la atención de su marido y de sus hijos, ocupa un segundo plano, porque el protagonista es su hijo Ezekiel, que trata de ganarse la vida como librero. El ambiente competitivo, el ajetreo de la ciudad están bien plasmados, con detalles precisos sobre calles, tiendas, parques… Ezekiel pertenece a otra generación, más culta, pero menos sacrificada, menos emprendedora y menos fiel a las tradiciones. Es un buen lector, valora la belleza, la calidad literaria, pero se muestra más bien escéptico, dubitativo y desencantado… Su relación con Jane Dauthendey, una judía solitaria y enigmática, parece un simple entretenimiento, y es bien distinta de la fidelidad al proyecto familiar de sus antepasados.

Novela interesante, que refleja bien las luces y sombras de la emigración, una cuestión tan actual hoy como a principios del siglo pasado.