La voz de Ofelia

Clara Janés

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Siruela. Madrid (2005). 108 págs. 15 €.

Vladimir Holan (Praga, 1905-1980) ha sido uno de los poetas checos más importantes del siglo pasado (“Dolor” y “Una noche con Hamlet”, son algunas de sus obras más destacadas). Escritor minoritario y exquisito, adquirió notable popularidad por su oposición a la invasión de Checoslovaquia por los nazis, pero durante el periodo de dominio comunista fue despreciado por las autoridades pro-soviéticas y sus obras prohibidas por formalistas y decadentes. Entonces, Holan se refugió con su mujer en una casa de la isla de Kampa -“gruta de las palabras” la califica Janés-, en el río Moldava, a su paso por su ciudad natal, donde trabaja de noche y apenas se relaciona con nadie.

Un día de abril, Clara Janés descubre a Holan y decide enviarle un poema suyo. Al cabo de un tiempo, recibe una carta en la que el poeta la invita a su casa. A partir de este momento, en julio de 1975, se iniciará una amistad que dejará una profunda huella en ambos. Clara Janés estudiará checo para asimilar la poesía de su maestro y se convertirá en la gran embajadora y traductora del poeta en España. Además, ese encuentro marcará un nuevo rumbo en su obra poética. Para Holan, la escritora barcelonesa es alguien misteriosamente esperado e intuido -no sólo ella, también su Barcelona natal-, incluso antes de conocerse, como comprobará Clara después de la muerte del maestro.

A los recuerdos sobre esa peculiar amistad, se añaden algunas referencias a la muerte del padre de la escritora -conocido editor barcelonés-, en accidente de coche cuando ella tenía dieciocho años. Parece que la relación con Holan aporta también alguna luz a este suceso tan doloroso e inesperado para Clara y su familia y a su posterior relación con Barcelona. Con un estilo muy elegante y cuidado, especialmente evocador cuando describe sus paseos por Praga, Clara Janés nos acerca un poco, a través de esa experiencia tan singular, al misterio de la creación artística y de la intensidad de las relaciones entre personas de sensibilidades afines, superadoras incluso de las limitaciones impuestas por el espacio y por el tiempo.

Luis Ramoneda

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares