La-revancha-de-los-poderosos

La revancha de los poderosos

EDITORIAL

TÍTULO ORIGINALThe Revenge of Power. How Autocrats Are Reinventing Politics for the 21st Century

CIUDAD Y AÑO DE EDICIÓNBarcelona (2022)

Nº PÁGINAS376 págs.

PRECIO PAPEL21,90 €

PRECIO DIGITAL9,99 €

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Moisés Naím se convirtió hace unos años en un autor superventas. Fue cuando Mark Zuckerberg montó un club de lectura y escogió para inaugurarlo su ensayo El fin del poder. En aquella obra, Naím analizaba las transformaciones de la autoridad entre las convulsiones sociales, tecnológicas y empresariales de las últimas décadas.

Naím pone ahora la lupa sobre los peligros que se derivan de aquella mutación para las libertades democráticas. Como el poder es tan lábil y precario, quien lo anhela hoy se aferra a él como un avaro a su dinero. Para el ensayista venezolano, ya no se trata de distinguir entre regímenes buenos y malos, porque el autoritarismo, suave y premioso, ha empezado a fluir igual que un veneno por las arterias de las democracias más consolidadas.

Autócratas “3p” los llama: déspotas “populistas” que se sirven de la “posverdad” y alimentan la “polarización”. A todos nos vienen a la cabeza los nombres de esos políticos que manejan los resortes del poder para apoltronarse indefinidamente en los palacios presidenciales.

¿Pero acaso no asaba ya Falaris, en la lejana Agrigento, a sus valientes opositores en un gigantesco y ardiente toro de bronce? Los tiranos de hoy, aunque igual de bárbaros, son más sutiles y, por decirlo así, respetan las “reglas de etiqueta”. Así, no conculcarán la ley: la reformarán arteramente. O evitarán presionar directamente a la magistratura: compondrán una afín adelantando la jubilación de los opositores o alargando la edad en activo de quienes simpatizan con ellos.

Naím apunta cinco frentes, cinco teclas, que como ciudadanos podemos tocar para revertir la situación: enfrentarnos a las mentiras, luchar contra los gobiernos criminales –siguiendo la pista a las redes clientelares–, boicotear las interferencias en las democracias, evitar los monopolios políticos o desmontar los tópicos iliberales. Trabajo no falta.

Aunque se esté de acuerdo con muchas de sus intuiciones, a veces parece que la pasión por la democracia liberal vence a la precisión conceptual en este ensayo que se sitúa en “el lado bueno de la historia”. La cuestión es si este existe; si no hay una escala de grises compleja e irreductible. Naím es miembro de esa especie intelectual que conforman publicistas sesudos y sagaces, a medio camino entre el pensador oracular y el influencer, lo cual no es malo, pero dota sus análisis de cierta provisionalidad –como si la teoría o la filosofía políticas se hicieran a partir de recortes de prensa– y exige leer lo que escribe con ciertas cautelas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Funcionalidad exclusiva para suscriptores de Aceprensa

Estás intentando acceder a una funcionalidad premium.

Si ya eres suscriptor conéctate a tu cuenta para poder comentar. Si aún no lo eres, disfruta de esta y otras ventajas suscribiéndote a Aceprensa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Para aceptar las cookies pulse el botón de aceptación. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.