La noche es virgen

Jaime Bayly

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (1997). 192 págs. 1.900 ptas.

Con La noche es virgen, su cuarta novela, el escritor peruano Jaime Bayly (1965) ha obtenido el último premio Herralde. Su actitud desafiante quedó bien demostrada en su primer libro, No se lo digas a nadie (1994), en el que describió el clandestino mundo homosexual limeño. El libro recibió muy buenas críticas en España, bastantes por motivos extraliterarios, pero levantó un sonoro escándalo en Perú, que el propio Bayly aprovechó para abandonar su país y trasladarse a Miami. Su segunda novela, Fue ayer y no me acuerdo (1995), era una repetición de la anterior, también con una descarada trama homosexual. Los últimos días de La Prensa (1996) supuso un brusco cambio de registro, ya que en esta ocasión noveló la desaparición de un periódico de Lima.

La noche es virgen regresa al territorio que le ha hecho famoso, especialmente entre la pujante comunidad gay, quien ya considera a Bayly como uno de sus estandartes. La novela, un largo monólogo escrito como una confesión, describe la vida de Gabriel Barrios, un joven de buena educación perteneciente a la burguesía limeña que duda a la hora de asimilar su homosexualidad. El mundo de las drogas, la noche limeña y los cenáculos homosexuales, descrito con soltura y con un estilo plagado de coloquialismos limeños, son el escenario de una novela que quiere ser también un duro ajuste de cuentas con lo que algunos llaman la ortodoxia sexual. Esto ya parece una cruzada.

Adolfo Torrecilla