La muerte de Iván Ilich

Alianza. Madrid (1996). 280 págs. 850 ptas.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La muerte de Iván Ilich es una excelentes muestra del arte narrativo del escritor ruso Lev Tolstói (1828-1910). La muerte de un magistrado a causa de un cáncer abdominal da pie a Tolstoi para escribir una dramática parábola sobre la existencia humana condenada al vacío.

Iván Ilich lleva una vida apacible, familiar, con una clara tendencia al bienestar físico y al conformismo moral. La lenta aparición de una enfermedad mortal, con su implacable avance, le lleva a la postración, al abandono de todas sus actividades y a la comprobación de que su vida estaba apoyada en la hipocresía y en la mezquindad. Solo, hundido y desesperado, el protagonista repasa su vida y comprueba con intranquilidad que todo lo que ha vivido es un espejismo al lado de la muerte, cada vez más cercana. Los últimos momentos de su vida son patéticos, duros, angustiosos, siempre al borde de un incomprensible abismo que es la imagen de la nada, cuando no existe sentido de la trascendencia. Sólo el intermitente recuerdo de la infancia le proporciona una mínima paz de espíritu.

El volumen incluye además Hadyi Murad, una obra menor del gran novelista ruso.