La historia secreta de Tom Trueheart

Palabra. Madrid (2010). 265 págs. 13,95 €. Traducción: Luis Antonio de Larrauri.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Primera novela infantil de un conocido ilustrador, un gran éxito en el mundo anglosajón y la primera de una trilogía. La familia Trueheart, compuesta por la madre y siete hermanos, pues el padre desapareció hace tiempo en una misión, es la última de las grandes familias aventureras. Todos los hermanos son aventureros profesionales menos Tom, el pequeño, a punto de cumplir doce años. Cuando ninguno regresa para su cumpleaños, el Ministerio de Relatos toma cartas en el asunto y encarga una misión a Tom: entrar en el País de las Historias Fantásticas para buscar a sus hermanos y conseguir que puedan finalizar sus aventuras. Un joven elfo transformado en cuervo será su consejero.

Relato de planteamiento ingenioso. El padre de Tom fue el famoso Jack Matagigantes y las historias que comienzan los hermanos Trueheart y que Tom debe facilitar que terminen son… La Bella Durmiente, Blancanieves, Cenicienta, Rapunzel, El príncipe Rana, Jack y las habichuelas mágicas. Por eso, el lector que conoce los cuentos originales siente curiosidad por ver cómo se va enredando y desenredando todo.

Es también certera la idea detrás de toda la historia, el motivo por el que se cierne una gran amenaza sobre los cuentos de siempre: el funcionario-autor del comienzo de los cuentos, en el Ministerio de Relatos, quiere quitar su protagonismo a los aventureros y ser él quien los termine. La narración respira buen humor y una leve ironía. Toda ella subraya la importancia de hacer las elecciones correctas en cada caso y de actuar con valor en la dificultad. Cada pocas páginas hay alguna ilustración silueteada, con un estilo que recuerda los cuentos populares que ilustró así Arthur Rackham o, más recientemente, Jan Pienkowski.