La hija de la mujer de la limpieza

Ediciones del Viento. La Coruña (2007). 214 págs. 11 €. Traducción: Susana Carral Martínez.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Mary Makebelieve es una joven adolescente que vive en Dublín con su madre. Su existencia se desarrolla al borde de la pobreza pero se sienten felices con sus sueños y seguras por el afecto vivo y espontáneo que se profesan. La imaginación reemplaza sus carencias: un escaparate o el cartel de una obra de teatro les da pie para fantasear con lo que no pueden comprar o con la representación a la que no pueden asistir.

La superprotección afectiva que rodea a Mary la aleja de la realidad y amplifica los efectos naturales del crecimiento. Así, descubrir la existencia de hombres, desde el punto de vista afectivo, le llena de un ingenuo estupor y de respeto, y le hará reaccionar de modo estridente cuando deba concretarse en un ser de carne y hueso. Los sueños siempre llegan más lejos que la realidad.

Stephens (1882-1950) publicó esta historia en 1912, primero por entregas en un periódico y luego en forma de libro. La naturaleza seriada del formato de edición impone pasajes cerrados, estampas costumbristas de una vida cotidiana y sencilla de similar estructura. La narración apenas tiene grandes momentos y se desliza tranquila y sólida animada por el estilo expositivo, directo, pausado y poco digresivo del escritor irlandés. La lectura resulta grata pero en ningún sentido especialmente memorable.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares