La casa del mirador ciego

Nórdica. Madrid (2010). 288 págs. 19,50 . Traducción: Cristina Gómez Baggethun.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
La literatura nórdica pasa por ser sinónimo de sensibilidad y lirismo delicado. Sus frutos más celebrados suelen ofrecer una fórmula particular de costumbrismo rural enmarcado por descripciones paisajísticas de gran potencia simbólica, como no podía ser de otra forma dadas las condiciones climáticas de una zona que cuenta, además, con un nutrida tradición folclórica y mitológica en la que siguen abrevando los autores contemporáneos. Esta novela es una buena muestra de todo ello, aunque se distingue por introducir con fuerza

Contenido Oculto

Suscríbete a Aceprensa o inicia sesión para continuar leyendo el artículo.

Acceder
Suscripción

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares