Joseph Ratzinger. Una biografía

Pablo Blanco

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

EUNSA. Pamplona (2004). 203 págs. 13 €.

Esta semblanza del cardenal Ratzinger, publicada antes de su elección como nuevo Papa, combina los hechos autobiográficos narrados por el personaje junto con datos extraídos de las biografías y estudios más autorizados (Allen, Nichols, Tornielli), así como con algunas rápidas calas en la ingente obra del teólogo bávaro.

El libro se estructura en cuatro partes. La primera trata de situarnos en la idiosincrasia alemana (y, más en concreto, bávara), al mismo tiempo que ofrece una breve historia de la fe en Alemania: la primera evangelización, Lutero, Kant, el romanticismo y el pensamiento cristiano en el siglo XX. El segundo capítulo se centra más en los acontecimientos que influyeron en la personalidad del joven Ratzinger: una infancia vivida durante el nazismo, la guerra, la llamada al sacerdocio y los estudios en Múnich. Al hilo de estos acontecimientos, el autor aprovecha para irnos describiendo algo del ambiente cultural, eclesial y teológico de la Alemania de entreguerras y de posguerra: Barth, Guardini, Schmaus, la influencia de De Lubac, Rahner…

El tercer capítulo aborda el paso de Ratzinger por distintas universidades alemanas: Bonn, Münster, Tubinga y Ratisbona. Se ofrecen aquí algunas breves incursiones en la obra y el pensamiento del joven profesor. Sin embargo, lo más significativo del momento será su presencia y su aportación al Concilio Vaticano II, donde la teología de Ratzinger irá tomando cuerpo: la eclesiología eucarística, su visión inicial de las Iglesias particulares, sus ideas sobre la Escritura y la Tradición, la reforma litúrgica, etc. Resulta también interesante el cambio de ritmo (o de rumbo, según se mire) que supuso su traslado a Ratisbona. Serán los años en que colaborará con Hans Urs von Balthasar en la edición de la revista “Communio”, como alternativa a “Concilium”, en la que había colaborado antes pero que abandonó al considerar que estaba tomando derroteros fuera de la Iglesia.

Por último se reseña brevemente su actividad como obispo de Múnich y Frisinga y, sobre todo, su labor al frente de la Congregación de la Doctrina de la Fe. El autor no se detiene demasiado en las polémicas sobre la teología de la liberación, el sacerdocio de la mujer o las intervenciones de la Congregación a propósito de los escritos de distintos teólogos, sino que se centra más bien en la parte propositiva de su trabajo: el sínodo de 1985 sobre la comunión eclesial y la elaboración del Catecismo de la Iglesia católica, sobre todo. Por último, se ofrecen allí las últimas intervenciones privadas del cardenal sobre la liturgia y la necesidad de la centralidad de Cristo en la situación actual. Terminan estas páginas con una cronología y una bibliografía de sus obras publicadas en castellano.

En definitiva, esta biografía ofrece una útil introducción a la persona y al pensamiento del teólogo que ahora es Benedicto XVI.

Juan Domínguez

Artículos relacionados
  1. 05.03.2020