Jane Austen

Circe.
Barcelona (1999).
362 págs.
3.750 ptas.
Traducción: Beatriz López-Buisán.

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Jane Austen (1775-1817) es un fenómeno peculiar en la historia de la literatura. Gran parte de su vida transcurrió en Steventon (Hampshire), en la parroquia de la iglesia anglicana regentada por su padre. En su biografía no hay casi nada que pudiera considerarse relevante literariamente hablando (hoy). Buena lectora y escritora precoz, permaneció soltera y dedicó bastante tiempo y generosos esfuerzos a ayudar a sus seis hermanos y a sus cuñadas en el cuidado de sus numerosos sobrinos. Apenas se relacionó con los círculos culturales influyentes. E incluso llegó a interrumpir su producción literaria durante diez años. La muerte le sobrevino joven, después de una dura enfermedad, sin que llegara a ver publicadas sus últimas novelas. Sin embargo, ya en su tiempo, sus obras alcanzaron bastante prestigio y recibieron elogios de ambientes muy variados, tanto académicos como populares. Pero además, en la última década, Austen ha sido objeto de un renovado fervor popular gracias a las producciones televisivas y cinematográficas (ver servicio 37/96) realizadas sobre algunas de sus novelas, lo que ha impulsado la reedición de éstas.

Claire Tomalin (1933), autora también de una biografía de Katherine Mansfield, ha realizado un buen trabajo sobre la vida de Austen, aunque más bien trata de su familia y su época. Y esto porque, pese a la profunda labor de documentación de la que dan fe la profusión de notas, no existen muchas veces datos suficientes para desvelar la personalidad de Jane Austen. Por otro lado, raramente aflora lo autobiográfico en sus novelas. Así pues, Tomalin es prudente a la hora de formular hipótesis y se centra en el entorno familiar y social. No es posible llegar a conocer a una Jane Austen más cercana ya que, por poner un ejemplo, las muchas cartas que escribió a su hermana Cassandra, las más íntimas, no se conservan. Empleando algunas de las cualidades de Jane Austen –sentido de la observación, agudeza, matices– ha escrito Tomalin esta biografía que desvela algunos rasgos de una vida ilusionada y generosa.