Inventando a Elliot

Belacqva. Barcelona (2007). 180 págs. 18 €. Tradución: Santiago Ochoa

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Relato colegial, con aires de thriller psicológico, como La guerra del chocolate de Robert Cormier, pero que no tiene ni su categoría literaria ni su intensidad emocional.

Elliot, de 14 años, está en una situación familiar difícil y ha sufrido abusos y burlas en los colegios por los que ha pasado. Al llegar a una nueva escuela toda su obsesión es pasar inadvertido. Luego, ante su sorpresa, es elegido para entrar en una especie de sociedad secreta, “Los Guardianes”, que atemoriza a todos los chicos del colegio.

Se presentan bien el mundo interior confuso y la inseguridad de Elliot; sus dificultades familiares y los esfuerzos de su madre por ayudarle. Pero el comienzo es muy efectista; a veces se usan expresiones desproporcionadas, más propias de una novela de acción; el recurso a 1984 de Orwell para explicar las tácticas de control de “Los Guardianes” está sobrecargado.

newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares