Hombres en armas

TÍTULO ORIGINALMen at Arms

GÉNERO

Cátedra. Madrid (2003). 406 págs. 13,90 €. Traducción: Carlos Villar Flor.

Hombres en armas es la primera novela de la trilogía de Evelyn Waugh La espada del honor, título que para los lectores anglófonos designa tanto el conjunto formado por Hombres en armas (1951), Oficiales y caballeros (1955) y Rendición incondicional (1961), como también la versión, abreviada por el autor, de los tres libros precedentes en una sola obra. La traducción (primera en español de la trilogía) constituye un mérito de Carlos Villa Flor, autor también del estudio preliminar y del sólido aparato de notas sobre las densas referencias culturales que jalonan la prosa de Waugh.

Novela de autoconocimiento del personaje a través de la experiencia, Hombres en armas presenta la incorporación al ejército británico de Guy Crouchback, un aristócrata de 35 años y modesta posición, cuya vida afectiva aún no se ha recuperado del abandono de una frívola esposa. La entrada de la Wehrmacht en Praga proporciona a Crouchback una ocasión para dignificar su existencia vacía de perpetuo veraneante. La lucha contra el totalitarismo es vista por el protagonista como un camino de regeneración personal.

Antes de abandonar su refugio italiano para incorporarse al ejército, Crouchback (cuyo apellido significa en anglonormando algo así como “hombre con la cruz en la espalda” y, por extensión, “cruzado”) visitará el sepulcro de Sir Roger Waybroke, quien abandonó Inglaterra para participar en la Segunda Cruzada y encontró la muerte en la costa tirrena, ¡tan lejos de Jerusalén! Al pasar los dedos por la espada de piedra (la espada del honor), Guy Crouchback va a sellar, sin saberlo, un destino paralelo al de Sir Roger “Caminorroto”. Alistado en un regimiento de gloriosas resonancias e inalterables tradiciones, el protagonista vive su experiencia militar de una manera parecida a una relación de pareja, con sus inevitables fases de atracción, enamoramiento y primeras decepciones tras la afloración de defectos y mezquindades antes inadvertidas. Esta “metáfora marco” permite al narrador explayarse en situaciones paradójicas cargadas de ironía.

Magistral y contenida, Hombres en armas entretiene, hace pensar y deja al lector con hambre de conocer el desenlace. Quienes hayan leído Retorno a Brideshead deben tener presente que aquella magnífica novela no es sino un primer acercamiento al tema que más tarde Evelyn Waugh (ver servicio 107/01) desarrollará en la trilogía La espada del honor, de quien Hombres en armas constituye un suculento primer plato.

Rafael Díaz Riera

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
newsletter
cabecera_aceprensa

Reciba semanalmente por correo electrónico nuestros titulares