Foto de familia

Ignacio Martínez de Pisón

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (1998). 162 págs. 2.450 ptas.

Los siete libros que ha publicado Ignacio Martínez de Pisón (Zaragoza, 1960) han sido bien recibidos por la crítica, que ya lo ha hecho superar la etapa de “joven promesa”. Escribe cuidadosamente sin caer en el barroquismo, exhibe un estilo ágil, consigue un equilibrio de calidad y eficacia. Juega hábilmente con el lector, lo atrapa. En Foto de familia, colección de relatos breves, el autor domina el planteamiento y desarrollo de sus historias, aunque flaquea a veces en la resolución. Tiene técnica; quizás falta un poco de fuerza, dramatismo, en los temas que le interesan, a veces artificiosos o inanes aunque siempre originales.

Sus personajes sufren intensas emociones cercanas: angustia, sorpresa, amor, envidias; son frecuentemente víctimas de la traición, de pequeños menosprecios, de sus propias limitaciones. Casi todos los finales de estas once narraciones implican destrucción, de un tipo o de otro, pero es un género de violencia que podríamos denominar literaria, poco dañina. A veces aborda situaciones psicológicas sumamente complicadas o recrea anécdotas insignificantes que sabe resolver con virtuosismo y amenidad. No es fácil advertir aún -al menos en sus tres libros de relatos- una línea de pensamiento clara sobre los temas fundamentales del hombre: trabajo, familia y trascendencia, por ejemplo, están siempre presentes en sus historias, y deja intuir un enfoque amable y constructivo pero sin una clara definición.

Javier Cercas Rueda