El violín negro

TÍTULO ORIGINALLe violon noir

GÉNERO

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on email
Share on print
Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Anagrama. Barcelona (2002). 133 págs. 9 €. Traducción: Javier Albiñana.

El autor francés Maxence Fermine (Alberteville, 1968) ha conseguido un notable éxito internacional con sus anteriores novelas: Nieve y El apicultor (ver servicio 78/01). El violín negro es una corta novela muy similar en temática y estilo a las anteriores: poética, ligera, simbólica… en torno a una historia de sueños musicales y amorosos de luthiers en la Venecia del siglo XIX.

Si de El apicultor se puede decir que es una novela llena de un luminoso sol amarillo y Nieve es blanca como la nieve limpia, en El violín negro domina la niebla y el gris oscuro. Es una historia también de ideales, de apasionadas vidas entregadas a la música entre invernales canales venecianos y húmedos palacios que se hunden en el limo y el acqua alta.

El protagonista de la novela es un joven parisino, Johannes Karelsky, antes niño prodigio en la interpretación con el violín, que es movilizado por el ejército napoleónico y, tras caer herido en una batalla contra los austriacos, pasa a servir en la retaguardia de Venecia. Allí conoce al viejo luthier Erasmus, que continúa las antiguas buenas artes aprendidas de Francesco Stradivari, hijo del legendario Stradivarius. Con el anciano artista establecerá una fuerte amistad y compartirá el hechizo de la música y el eco de una fascinante voz femenina…

En este cuento leve, el laconismo y la frase de resonancias oníricas son el cauce literario para acercarse a los motivos que están más allá de la realidad de la vida, pero que de alguna manera forman parte de ella como símbolos de lo ideal.

Ángel García Prieto